Imagen 14/29
Gigi Hadid, irreconocible en la campaña más esperada del otoño

Gigi Hadid, irreconocible en la campaña más esperada del otoño

Uno de los desfiles más comentados de la Semana de la Moda de París fue el de Jeremy Scott para Moschino. A pesar de que sus colecciones se caracterizan por sus continuos homenajes a la cultura pop, los juegos de estampados y la apuesta por colores estridentes y beauty looks tan llamativos como las prendas en sí, esta vez lo que acaparó titulares de la prenda especializada fue el cierre del show, que corrió a cargo de la modelo Gigi Hadid. Vestida de novia, con un velo salpicado de mariposas que se alargaba varios metros y que parecía ondear en el aire gracias al trabajo de varias personas que, camufladas de negro sobre la pasarela, lo movían con ayuda de unos palos invisibles, la top californiana protagonizó el que posiblemente será uno de los momentos más recordados de su trayectoria sobre la pasarela. Ahora, el diseñador estadounidense vuelve a confiar en ella para protagonizar la campaña de la colección cápsula de Moschino para H&M. Un éxito más para la modelo y la confirmación de que Bella no es la única favorita de la industria. VER NOTICIA >>