Imagen 5/24
Luis Merlo agradece, entre lágrimas, el cariño recibido del público cuando estuvo ingresado

Luis Merlo agradece, entre lágrimas, el cariño recibido del público cuando estuvo ingresado

Luis Merlo, de 51 años, fue ingresado el pasado 12 de julio de 2017 de urgencia y con pronóstico reservado por una insuficiencia respiratoria en el Hospital General de Villalba (Madrid), gestionado por el grupo Quirón. Tres días más tarde, el hijo de Carlos Larrañaga y María Luisa Merlo publicaba unas palabras en las que ya reflejaba lo agradecido que se encontraba tras recibir el cariño y apoyo de amigos, compañeros y fans. 'No tengo palabras para agradecer tanto cariño. Estoy bien, toca descansar para en breve cumplir mis compromisos profesionales. Os quiero, gracias de corazón', comentó tras recibir el alta. Ahora, el actor que da vida a Bruno en la serie de televisión 'La que se avecina' se ha sincerado en el programa que conduce Toñi Moreno, Viva la vida. El 6 de enero, el público recibió en plató a Luis Merlo entre aplausos, primer gesto que el hijo de Larrañaga quiso agradecer: 'ha tenido que pasar una cosa a priori mala para darme cuenta de ese cariño de la gente'. El momento más emocionante de la entrevista fue, sin duda, cuando Luis, entre lágrimas, recordó la gran lección que le ha dejado este susto: 'me emocionó enormemente la volcada de la gente, gente para la que llevo trabajando 32 años pero que yo no conozco. No sabía que me querían tanto', explicó Merlo agradeciendo en cariño de sus segudiores en una de sus entrevistas más sinceras y emocionantes.