Imagen 5/15
La Navidad llega a Clarence House

La Navidad llega a Clarence House

La Navidad más fresca ha llegado a Clarence House. No por el descenso de las temperaturas, sino porque el espíritu navideño ha hecho su entrada en palacio como un vendaval. Otro año más ha querido ser un soplo de alegría para los niños huérfanos del Hogar de Helen y Douglas y de la Casa de Roald Dahl, que habían sido invitados a la tradicional fiesta navideña de la Duquesa de Cornualles para decorar el árbol, merendar galletas de jengibre y dar de comer a Dancer y Blitzen, los renos de Randwick que esperaban a todos en el jardín al acabar la visita. La Duquesa ha seguido el ejemplo de sus pequeños invitados y también ha dado a los animales un suculento recordatorio de que bien merece lo pedido en la carta.