Imagen 4/22
Cinco claves para mimar la piel sensible

Cinco claves para mimar la piel sensible

¿Es tu piel sensible? Si la respuesta es sí, lo primero que tienes que saber es el motivo de esa sensibilidad. Y es que a menudo se confunden las reacciones del cutis ante agentes irritantes con una hipersensibilidad natural, ya que existen diferentes tipos de sensibilidad cutánea. Así, hay pieles sensibles por nacimiento, a menudo caracterizadas por sufrir de dermatitis atópica en la infancia. Suele corresponder a cutis claros, que reaccionan mal a cualquier cambio de temperatura, a las comidas picantes, y que muestran tendencia a la cuperosis. VER NOTICIA >>