Imagen 7/33
‘Toy’, la canción ganadora de Eurovisión 2018, acusada de plagio

‘Toy’, la canción ganadora de Eurovisión 2018, acusada de plagio

Doron Medalie y Stav Beger, los autores de Toy, la pegadiza canción que conquistó a Europa en el último Festival de Eurovisión, recibieron una carta de la productora Universal Music avisándoles de una presunta infracción de derechos de autor. La carta les acusaba del parecido con la canción Seven Nation Army del grupo The White Strips. Sin embargo, Netta, la cantante israelí, ha aprovechado su visita a Madrid- con motivo de su actuación en las fiestas del Orgullo-, para defender la que fue su propuesta eurovisiva. “Cuando la escuché por primera vez, escrita para mí por dos maravillosos creadores, no sonaba a nada que hubiese escuchado en la vida. Era fresco, mediterráneo, con algo de K-Pop y muchas otras influencias. Entonces intervine yo para añadir el cloqueo y el inicio. No había nada como eso en el mundo”, explica la israelí. “Muchas cosas suenan igual en la música, pero no es el caso”, insiste Netta, algo que subrayan los propios autores del tema, que aseguran que hay una línea muy fina entre plagio y similitud y “todas las melodías posibles ya han sido inventadas”. Si se probara el plagio, Eurovisión podría descalificar la canción y el festival no se celebraría en Israel.