Imagen 19/32
La ilusión de Pau Gasol contagia la candidatura de Madrid 2020

La ilusión de Pau Gasol contagia la candidatura de Madrid 2020

El baloncestista español y dos veces subcampeón olímpico Pau Gasol aterrizó en Buenos Aires con "mucha ilusión", optimista y "orgulloso de formar parte del equipo de lujo" que en los próximos días defenderá ante el Comité Olímpico Internacional (COI) la candidatura de Madrid 2020. La ilusión de la estrella de Los Ángeles Lakers se suma a la ambición de la delegación española que el próximo sábado, 7 de septiembre, espera la elección de Madrid como sucesora de Río de Janeiro, en detrimento de Estambul y Tokio, que compiten con la capital de España para albergar los Juegos Olímpicos del año 2020. "Nuestra candidatura es muy fuerte y queremos dar la confianza de que, si nos eligen, vamos a tener unas grandísimas olimpiadas en 2020", dijo Gasol. "Sería un gran empujón. Nos haría crecer más en cuanto al deporte y en otros ámbitos, también", apuntó. Precisamente, beneficios intangibles como "moral y ánimos a la ciudadanía" en un momento de "gran crisis social y económica" fueron destacados por el diputado socialista en el Congreso y ex secretario de Estado para el Deporte, Albert Soler, que hizo extensible al grupo socialista su apoyo a la candidatura de Madrid. En un comunicado, Soler afirmó que los Juegos Olímpicos significarían "un revulsivo económico, la creación de muchos puestos de trabajo y un gran empujón para la imagen de España en el ámbito internacional". Mercedes Coghen, consejera delegada de Madrid 2016, y el exalcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, mostraron también su entusiasmo mientras que Feliciano Mayoral, consejero delegado de la candidatura de Madrid a los Juegos de 2012, consideró que "el gran acierto" de aquel proyecto fue "preservar los terrenos para la Villa Olímpica", incluidos en los planes de Madrid 2020. Un llamamiento a la "cautela" hizo, por su parte, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ante la "euforia" desatada en los días previos a la votación definitiva del COI. "Es la tercera vez que estoy en una asignación de unos Juegos Olímpicos y creo que el universo electoral es muy pequeño. No lo pueden predecir las casas de apuestas", afirmó Lissavetzky. Con esa mezcla entre ilusión y cautela, la delegación española espera la llegada de la Princesa Letizia y los ministros de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert; de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo; y de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. Junto a ellos se incorporarán la nadadora paralímpica Teresa Perales y demás deportistas en la última cita del sueño olímpico de Madrid 2020. Menos terrenal aunque con rasgos humanoides fue la apuesta nipona, que delegó en dos robots la presentación de la candidatura de Tokio. El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, defendió hoy el valor de la candidatura de Estambul como primeriza. "Ya sea como ciudad, ya sea como país, Tokio y Madrid ya han sido anfitriones de Olimpiadas, y Estambul no lo ha sido nunca; por este enfoque se diferencia de sus rivales".