Imagen 23/26
Los Reyes de Holanda prosiguen en Fráncfort su gira alemana con empresarios

Los Reyes de Holanda prosiguen en Fráncfort su gira alemana con empresarios

Entre simuladores de vuelo, cadenas de montaje de automóviles y niños sonrientes pasaron los Reyes de Holanda, Guillermo Alejandro y Máxima, la segunda jornada de su primera visita oficial a Alemania. La pareja real -él de traje azul, ella con un conjunto crema y sombrero- disfrutaron de un soleado día primavera, algo raro en estos días de inundaciones en Alemania, y del cariño de centenares de curiosos que se acercaron para conocerles en persona. La agenda arrancó con una visita a la planta del fabricante de vehículos Opel en Rüsselsheim, cerca de Fráncfort, en donde la pareja real holandesa y la delegación de empresarios que les acompaña abordaron con el presidente de Opel, Karl-Thomas Neumann, el futuro de la factoría y del coche eléctrico. El cabeza de la Casa Orange y su mujer recibieron como regalo por su visita un Opel lacado a mano en naranja, el color la Familia Real holandesa. A continuación, Guillermo Alejandro y Máxima visitaron el colegio de primaria Theobald-Ziegler en Fráncfort, donde fueron recibidos entre banderas holandesas por los niños de varias clases. La pareja real se desplazó a continuación a la fábrica del consorcio aeroespacial alemán Diehl, donde el Rey de Holanda puso a prueba sus conocimientos como piloto en un simulador de vuelo. Por la tarde, Guillermo Alejandro y Máxima viajaron hasta el estado federado de Baden Württemberg, suroeste de Alemania, ya que su agenda les ocupa este miércoles en Stuttgart. La visita de los Reyes de Holanda comenzó el lunes en Berlín, donde fueron recibidos por el presidente alemán, Joachim Gauck, y la canciller Angela Merkel. El objetivo de esta misión es eminente económico y repite el esquema de la realizada también por Guillermo Alejandro y su esposa, en 2011, donde ya fueron recibidos por Merkel. Sin embargo, el hecho de tratarse del primer gran viaje al extranjero de Guillermo Alejandro, tras su entronización como Rey, el 30 de abril, ha dado a esta visita una relevancia especial.