Imagen 13/17
Tradicional, de nata, de chocolate… incluso 'invertido': ¿cómo te gusta más el roscón de Reyes?

Tradicional, de nata, de chocolate… incluso 'invertido': ¿cómo te gusta más el roscón de Reyes?

Huevos, harina, azúcar y frutas confitadas. Estos son los ingredientes principales para elaborar el típico roscón de Reyes. Un postre que cuenta con una larguísima tradición. De hecho, para encontrar su origen habría que remontarse a los tiempos del imperio romano, cuando, durante las fiestas de invierno, se honraba a los dioses y se regalaba a los esclavos y plebeyos una torta confitada de dátiles, higos y miel que escondía un haba seca; quien descubriera tal legumbre era nombrado rey de las fiestas. El cristianismo adaptó a sus creencias religiosas tal costumbre y el haba seca acabó sustituyéndose con el tiempo por una figurita de porcelana o plástico, convirtiéndose para su afortunado descubridor en un signo de suerte. VER NOTICIA >>