Imagen 2/35
La reina Máxima de Holanda revive su juventud en Buenos Aires

La reina Máxima de Holanda revive su juventud en Buenos Aires

La reina Máxima de Holanda acudió la semana pasada a la cumbre del G20, celebrada en esta ocasión en el Teatro Colón de Buenos Aires, Argentina. La Soberana no desaprovechó este viaje a su país natal para rememorar sus mejores recuerdos en la ciudad. Medio año después de la trágica muerte de su hermana pequeña, Máxima de Holanda volvió a Argentina, pero por un motivo bien distinto y no quiso desaprovechar esta cita en su agenda oficial para visitar uno de sus lugares favoritos. La Reina no pudo resistir la tentación el pasado viernes por la noche y, después de la gala con motivo del G20, se trasladó a su heladería favorita, Freddo, una cadena de establecimientos muy conocida en Argentina y con cincuenta años de historia. Debido a que la noche era bastante cálida, Máxima de sentó en la terraza de la heladería, situada en el distrito residencial de Recoleta, donde creció. La rápida visita a la heladería fue solo una pausa a su apretada agenda de actos oficiales. Al día siguiente por la mañana, la esposa del rey Guillermo participó en las reuniones de trabajo de la conferencia del G20 que se desarrollaron en el centro de congresos Centro Costa Salguero y aprovechó la ocasión para mantener varias reuniones, entre otras, con Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional o el primer ministro japonés, Shinzo Abe.