Imagen 28/29
Miguel Ángel Silvestre estrena nuevo 'look' y presume de coche por las calles de Madrid

Miguel Ángel Silvestre estrena nuevo 'look' y presume de coche por las calles de Madrid

Los actores suelen cambiar mucho de imagen por exigencia del guión y el último en hacerlo ha sido el actor Miguel Angel Silvestre, quien ya se ha incorporado al rodaje de su nueva película Alacrán enamorado. Pese a que lleva un ritmo de vida muy ajetreado y con mucho trabajo, el actor siempre encuentra tiempo para ir al gimnasio, ya que esto es lo que le permite tener un cuerpo tan privilegiado y trabajado como el suyo. Le vimos entrando y saliendo del gimnasio acompañado por un amigo, que se fue con él en su Mini. Sorprendió el cambio físico que ha experimentado Silvestre, pues ahora lleva grandes patillas y un bigote muy marcado. Hasta ahora le habíamos visto con barba de varios días o bien afeitado, pero es la primera vez que se deja prominentes patillas y es para su papel en Alacrán, cuyo rodaje comenzó en Madrid el pasado 28 de abril, solo un días después del estreno de Los Pelayos, su última cinta para la gran pantalla. En ella se narra la historia del líder de un grupo de jóvenes radicales, un chico cargado de ira. Sin embargo, hay nobleza en su alma y la descubrirá en un gimnasio de boxeo, gracias a un exboxeador alcoholizado. Allí aprenderá a combatir con reglas, se irá vaciando de odio y conocerá el amor por una joven de raza negra que trabaja en el gimnasio. La cinta no llegará a la gran pantalla hasta el año próximo, pero mientras nos quedamos con Los Pelayos y con Todo es silencio, del director José Luis Cuerda, que está pendiente de estreno y que está basada en la novela de Manuel Rivas. En ella interpreta a un narcotraficante. Por si esto no fuese poco, los seguidores de Miguel Angel también le pondrán ver en Los amantes pasajeros, una comedia escrita por Pedro Almodóvar y en la que Silvestre volverá a trabajar junto a su novia, Blanca Suárez, pero también lo hará con Pilar López de Ayala y Lola Dueñas. Esto no será hasta el verano, ya que hay que dar tiempo para que Miguel Ángel finalice Alacrán enamorado, que acaba de empezar a rodar en Madrid.