duquesa-cambridge

Embarazo

Hipnoparto, la técnica que usó Kate Middleton para afrontar sus embarazos

La Duquesa de Cambridge ha confirmado que recurrió a este método de relajación para lidiar con la hiperémesis gravídica durante la gestación

Era un rumor, pero la propia Duquesa de Cambridge lo confirmó en el programa de radio Happy mum, happy baby: recurrió al hipnoparto para afrontar los embarazos de sus tres hijosGeorge, CharlotteLouis. Además de compartir su experiencia como madre, Kate Middleton confesó a Giovanna Fletcher, presentadora del programa, que la gestación no había sido en absoluto fácil para ella. Durante los tres embarazos sufrió hiperémesis gravídica desde el principio, una dolencia caracterizada por exceso de vómitos y náuseas, y afirmó que, al darse cuenta del poder de la mente para sobrellevar el proceso, decidió probar esta técnica de hipnoterapia.

Su relato ha vuelto a poner el foco en este método, que aunque es poco común en nuestro país, sí es bastante habitual en el Reino Unido, donde incluso se ofrece en algunos hospitales.

- Lee: Parto en el agua, hipnoparto y otras técnicas para aliviar el dolor

Qué es el hipnoparto

Se trata de “una preparación al parto de carácter emocional”, según nos ha explicado Carmen Moreno, instructora de esta técnica y acreditada como instructora por KGHypnobirthing, una titulación respaldada por el Colegio Real de Matronas del Reino Unido.

Carmen Moreno, autora, del libro Hipnoparto: preparación para un parto positivo, incide en que éste “no es un método contra el dolor”, y lo que busca es ayudar a que la madre y la familia vivan la mejor experiencia posible durante el parto. “El deseo es que el parto sea positivo, pero no tenemos una varita mágica para garantizar que lo sea”, añade.

El objetivo es, por tanto, dar herramientas de gestión emocional a la futura mamá para que ésta afronte su parto de una forma óptima, y en el caso de que se produzca algún giro inesperado o cualquier problema, sea capaz de superar el estado de pánico y volver a la calma.

- Lee: ¿Por qué son frecuentes los desmayos durante el embarazo?

En qué consiste

La preparación por hipnosis se basa en tres pilares:

  1. Información. Facilitar a la madre información veraz y contrastada sobre cómo funciona su cuerpo durante el embarazo y el parto.  Durante el parto, se produce oxcitocina, que es la hormona que desencadena y mantiene las contracciones. Gracias a la relajación, se consigue que los dolores que originan las contracciones sean más soportables.
  2. Herramientas de gestión emocional. Lo que Carmen Moreno define como “construir una caja de herramientas imaginaria” para esas mujeres que se preparan con el hipnoparto. El papel del acompañante en esta técnica es esencial, y con él trabaja la respiración, las visualizaciones, crea un plan de parto y estrategias para tomar decisiones desde la calma, evitando el miedo y la pasividad.
  3. Trabajar en miedos para eliminarlos. “Al final, lo que hacemos es usar técnicas de relajación y autohipnosis, audios… que inducen a un estado de relajación muy profundo, donde podremos hacer cambios positivos en el cerebro de la madre”. Es decir, despejar esas creencias de que el parto es sufrimiento.

Carmen Moreno comenta que los beneficios de esta técnica van mucho más allá del parto: “contar con todas estas herramientas hará que la madre viva su parto con mucha más calma, relajación, mente positiva… Y estos ejercicios también le ayudan a conectar con su bebé y reforzar la conexión con su pareja”. Y define este método como un proceso “de autoconocimiento, crecimiento personal y empoderamiento” porque ayuda a la mujer a analizar sus miedos e incertidumbres, muchos de ellos provocados por las circunstancias que les rodean.

Por ejemplo, ella explica que vivió con mucho miedo el embarazo de su primera hija, debido a que su madre tuvo un parto muy traumático y creció escuchando esta historia. En su caso, el hipnoparto le sirvió para superar esos temores.

- Lee: La importancia de la atención emocional en el parto

Falta de evidencia científica

El doctor Juan José Vidal, jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional, explica que, en efecto, el hipnoparto es una técnica de relajación para hacerse a la idea de que el parto irá correctamente. Sin embargo, advierte que no existe ninguna evidencia científica que pruebe que este método sea eficaz en un porcentaje alto, y por tanto, lo admitan las sociedades médicas como una recomendación para el control del embarazo y del parto.

El médico señala también que su éxito dependerá de la personalidad de cada mujer, y de si es sensible o no a la hipnosis, e insiste en que puede ayudar, pero que en ningún caso solucionará ni evitará los dolores que la madre sufrirá durante el parto.

Tampoco es perjudicial ni hay contraindicaciones”, asevera, al tiempo que comenta que en nuestro país hay que recurrir a la medicina privada porque no lo cubre la Seguridad Social.

“La mayoría de los profesionales que lo practican son psicólogos porque el fin de este método es que la mente se relaje”, detalla, y para ello deben realizar un curso de hipnosis porque en España no existe una titulación específica para eso.

- Lee: Estas son las decisiones que debes tomar en tu plan de parto

Más sobre