Embarazo

¿Qué sabes sobre la fertilidad natural?

Es una manera integral de tratar la concepción o la búsqueda de esta a partir de métodos personalizados y nada invasivos.

Los tratamientos de fertilidad asistida, como la inseminación artificial y la fecundación in vitro, no logran garantizar el 50% de probabilidades de éxito. En ocasiones, ni siquiera se llega al 25 % de posibilidades. Sumado a lo costoso de cada práctica y a la situación a la que se somete al cuerpo de la mujer, hace que muchas parejas desistan tras el primer o segundo intento.

La búsqueda de un hijo nos hace olvidar, muchas veces, algunos tratamientos simples, naturales y respetuosos con el organismo. Eva Corujo es farmacéutica, experta en conocimiento de la fertilidad. Investigadora incansable sobre este tema sostiene que, “la única manera de cuidar la salud de la mujer es mediante el respeto de sus funciones vitales, especialmente la reproductiva. Los métodos naturales son siempre cuidadosos con los ritmos femeninos ya que no generan efectos secundarios ni causan riesgos futuros. Simplemente, son conocimiento real de la salud reproductiva que, además, está muy relacionada con el resto de funciones vitales (sistema endocrino, digestivo, etc.). Los métodos naturales siempre son un buen comienzo para valorar el estado de salud y, en caso de haber algún problema, nos mandan señales de aviso.”

Por otro lado, esta práctica  promueve la comunicación y el respeto en la relación de pareja, siempre que se utilicen de manera conjunta. Lo que supone una mejora en la salud afectiva y psicológica de la misma. Los métodos naturales son ecológicos y respetuosos con el medio ambiente.

Leer más: Cómo afecta la diabetes al ciclo reproductivo de la mujer

Mitos, falsas creencias y poca información

Eva Corujo explica que “en general hay mucho desconocimiento y falsos mitos alrededor de la fertilidad. La mayoría de las mujeres que llegan a la consulta no saben cuándo ovulan, no saben lo que es la secreción cervical ni los días fértiles de su ciclo.Muchas vienen utilizando anticonceptivos hormonales por largo tiempo, lo que, sin saberlo, repercute en su fertilidad futura. Esto son cosas que no se cuentan. 

Descubre la fertilidad natural y cómo puede ayudarte durante el embarazo VER GALERÍA

A veces es por vergüenza y, en ocasiones, porque asumimos que, entre lo que hemos aprendido de otras mujeres, lo que hemos leído y algo que nos explicaron, en su momento, en el colegio conocemos lo fundamental de nuestro cuerpo y nuestro ciclo. Sin embargo, basta con adentrarse en la consulta de un profesional para descubrir que desconocemos mucho sobre nuestro cuerpo. “Cuando aprenden a observar los cambios en su cuerpo descubren un mundo apasionante, y todas se hacen la misma pregunta: ¿por qué nadie me lo enseñó antes?", asegura Eva.

Leer más: Descubre los beneficios de saber más sobre tu fertilidad

Reaprender sobre fertilidad natural

Reconocer las señales que emite nuestro organismo, los cambios hormonales, las irregularidades o situaciones más concretas nos permite detectar a tiempo algunas de las patologías más frecuentes. Es un aprendizaje sencillo, aunque a menudo no lo aplicamos hasta que nos vemos en la necesidad de hacerlo.

“Es un aprendizaje universal, al que puede acceder cualquier mujer en edad fértil dentro de ciclos normales, o cuando existe cualquier irregularidad o una situación especial (como lo es un postparto, una lactancia, una premenopausia, o el estrés). Los cambios hormonales de los ciclos se muestran directamente en las señales biológicas o los indicadores de fertilidad (principalmente secreción cervical y temperatura) que la mujer aprende a registrar diariamente.”, comenta Eva Corujo. 

Los resultados positivos de la inseminación artificial son entre un 15-25% y los de la fecundación in vitro entre un 35-50%. Los métodos naturales, según explica Corujo, presentan una alta efectividad, superior a las técnicas de reproducción asistida cuando se desea embarazo (más del 60% de gestaciones en dos años).

“Su efectividad resulta también superior a los métodos anticonceptivos cuando se desea evitar o aplazar un embarazo (hasta un 99,6%). Cuando una mujer aprende a conocer sus ciclos, le produce gran seguridad y elimina el miedo a embarazos ‘sorpresa’. La alta efectividad se consigue cuando se aprenden y utilizan correctamente con la ayuda inicial de un experto en métodos naturales de conocimiento de la fertilidad, una persona que esté preparada para solucionar dudas. Esto es necesario, ya que leer libros o que te lo cuente una amiga puede llevar a error.”, afirma la experta en fertilidad natural, Eva Corujo.

Leer más: Estas son las pruebas por las que pasarás antes de someterte a un tratamiento de fertilidad

Más sobre