Las ventajas de hablar con niños de filosofía

Fomenta el pensamiento crítico, la reflexión y mejora el rendimiento académico

“A veces, Amador, tengo ganas de contarte muchas cosas. Me las aguanto, estate tranquilo, porque bastantes rollos debo pegarte ya con mi oficio de padre como para añadir otros suplementarios disfrazado de filósofo.” Así comienza Fernando Savater el libro de filosofía que escribió para su hijo. Sí, en ocasiones, la filosofía puede parecer un rollo pero dota a los niños de recursos maravillosos.

Hablar de filosofía con los más pequeños de la casa es una herramienta que les permite entender el mundo de una manera diferente. Por suerte, ya no hay que esperar a que lleguen a la ESO o al Bachillerato para conversar con ellos de estos temas, existen libros para introducirlos en la filosofía desde los 4 años, aunque contar con este recurso ayuda, no es imprescindible para iniciarnos en ello.

La filosofía, sea cual sea la edad en la que nos acerquemos a ella, estimula la reflexión, la lógica y es una manera ideal de reforzar valores. Aumenta la confianza en nosotros mismo y nos brinda seguridad porque enseña a utilizar el pensamiento crítico.  

Leer más: ¿Y si mi hijo es el acosador y el que hace 'bullying' a los demás?

Aprovecha la etapa de los ¿por qué?

Comenzar a hablar de filosofía con los niños puede ser mucho más sencillo de lo que imaginamos. Basta con estar atentos sus primeras preguntas y enfocarlas con paciencia hacia una respuesta que sea honesta y clara y, por qué no, que también genere más dudas y preguntas en el pequeño. Es una manera de fomentar la curiosidad y dejar que esta los lleve a nuevos conocimientos. Todo, claro está, según la edad y el poder de entendimiento que vaya adquiriendo cada niño. 

Las ventajas de hablar con niños de filosofíaVER GALERÍA

Se trata de encontrar respuestas, si las hay, o de buscar respuestas alternativas si no encontramos una que se ajuste al 100%. De eso se trata, básicamente, la filosofía. De sumar ideas, de aceptar y valorar las opiniones ajenas y de construir un mundo más justo y amable. 

Si el pequeño atraviesa la etapa de los ¿por qué? puedes tomarlo como parte del aprendizaje. Intenta evitar las respuestas rápidas, que solo satisfacen la necesidad de una respuesta inmediata. Es difícil, pero los resultados suelen ser muy positivos. 

Leer más: Beneficios de que los niños crezcan con mascotas

Explicaciones claras y sencillas entremezcladas con aventuras y diversión

El vínculo que se desarrolla entre el adulto que lee y el pequeño que escucha es único. La lectura favorece estímulos como la imaginación, la inquietud intelectual y el amor por el descubrimiento. Cuando nos referimos a “hablar de filosofía con niños” no lo hacemos pensando en los conceptos más importantes de Sócrates o Platón, sino en explicar con frases simples los sucesos cotidianos. 

Tal vez, tu tampoco tengas respuestas claras para darle sobre algo en concreto, no te preocupes eso también es filosofía. Todo lo que puedas hablar sobre el tema planteado sirve para sacar una conclusión. Es sorprendente la capacidad filosófica de los niños porque lo hacen de una manera espontánea y sin condicionamientos previos. 

Para fomentar la filosofía en los niños, es decir estimular su capacidad crítica personal, es importante que ellos se sientan seguros para poder expresarse. Los niños suelen dar vueltas antes de concretar lo que quieren decir, o lo ejemplifican con otros elementos, el menor tiene que sentir que está en un ambiente donde se atiende sus dudas, se las respeta y se les da importancia. 

Buscar complementos y ayudarlos a sentir amor propio

La filosofía, aunque esté en desuso, ayuda a formar la autoestima y el amor propio. Principalmente es una herramienta fantástica para enseñarle a los niños lo positivo de complementarse, de sumar ideas y de defender las opiniones propias. 

Según la edad del niño y su momento evolutivo, debatir sobre sus intereses o inquietudes, ayuda a desarrollar la atención y la capacidad de escuchar. En la mayoría de los casos, los niños que están acostumbrados a 'filosofar' tienen un rendimiento académico superior. Esto se debe a que saben debatir, aceptar opiniones diferentes e internalizar conceptos de una manera práctica y amena, no memorizan lo enseñado, sino que lo internalizan.

Leer más: Cómo evitar el fracaso escolar

Más sobre

Read more