¿Por qué se duermen los brazos y las piernas durante el embarazo?

¿Por qué se duermen los brazos y las piernas durante el embarazo?

Produce molestia y preocupación, pero es un síntoma propio de tu estado que desaparece cuando nace el bebé.

by Laura Bech

El hormigueo y el adormecimiento de las extremidades es un síntoma frecuente del embarazo. Siempre consulta con tu obstetra para que garantice que no se trata de nada más que una molestia producto de esta etapa. Aunque, lo más frecuente, es que comiences a notar estas molestias durante el último trimestre, muchas mujeres han tenido adormecimiento de las manos y las piernas desde los primeros meses. 

Marta Serrano Soler, obstetra consultada al respecto, afirma que “durante el embarazo se producen cambios significativos en el sistema circulatorio. El corazón aumenta el bombeo para que también llegue sangre al niño. Esto produce que aumente el volumen de sangre en venas y arterias. Es una etapa en la se incrementa la producción de líquidos, para permitirle a los tejidos el correcto desarrollo del feto. Por último, con el paso de los meses, el útero comprime las venas y esto favorece ese cosquilleo o adormecimiento de los brazos y las piernas.”

No hay que confundirlo con el 'Síndrome de piernas inquietas' una molestia que puede afectar a niños, personas mayores o que trabajan muchas horas de pie y también a embarazadas. En este caso, la sensación no es la de no poder mover las extremidades, sino en tener una molestia que disminuye si movemos las piernas de forma enérgica. Muchas veces también es producto de la retención de líquidos, por exceso o falta de actividad. 

Leer más: Qué debes tener en cuenta si la gestación tiene lugar durante el invierno

El túnel carpiano

Si las molestias las sientes en las manos y brazos es probable que se trate de la compresión del túnel carpiano. “Suele ocurrir en mujeres embarazadas que tienen movimientos repetitivos con las manos, teclear, coser, pintar, son molestias provocadas por este nervio que se encuentra en la muñeca. En ocasiones el cosquilleo y la sensación de inmovilidad se extienden por todo el brazo hasta el codo.”

VER GALERÍA

Una buena manera de evitar este malestar es hacer pausas de manera periódica y constante. Puedes hacer ejercicios simples con las manos y las muñecas y también algunos estiramientos en esta zona del cuerpo. A veces, ayuda dormir con las manos sobre un cojín para distender y aliviar el cosquilleo.

Leer más: ¿Puedes utilizar el cigarrillo electrónico si estás embarazada?

Cómo evitar el hormigueo molesto de las piernas y los brazos

Caminar es de las mejores actividades para realizar estando embarazada. Es una forma de oxigenarte, calmar la ansiedad propia de estos meses y activar el sistema circulatorio. Puedes complementarlo con hacer ejercicios de rotación de pies, alternando para cada lado. Nadar es otra actividad recomendada y que ayuda a evitar esos adormecimientos tan molestos.

Dormir con las piernas en alto por la noche o recostarte a lo largo del día en esa posición favorece la circulación de la piernas. Seguir una alimentación saludable y equilibrada ayuda a regular el tránsito intestinal y a eliminar líquidos de manera natural.

En el mercado existen medias de compresión elástica que puedes utilizar durante todo el año. Si esta opción te parece conveniente, es mejor que lo consultes con tu médico antes de comprarlas. 

Para el cosquilleo en los brazos ayuda el abrir y cerrar las manos o utilizar pelotas pequeñas de goma, similares a las que usamos para aliviar el estrés y las contracturas. Es posible que por el peso corporal, el cansancio y la retención de líquidos propia de esta etapa vayas adoptando a lo largo del día una postura corporal que no ayude a aliviar estos síntomas. Mantenla controlada, en la medida de lo posible. 

Leer más: ¿Puedes adelgazar estando embarazada?