Cómo preparar tu cuerpo para el embarazo

Un estilo de vida saludable implica ejercicio físico y esta es la mejor manera de preparar a nuestro cuerpo para la concepción de un bebé

Mucho se habla de los beneficios y los límites que debemos poner al deporte durante el embarazo, así como de lo importante que es el acondicionamiento físico después de un parto, cuando el cuerpo debe volver a encontrar su estado natural después del gran cambio experimentado durante la gestación. Sin embargo, ¿qué sabemos sobre las condiciones físicas idóneas para prepararnos para esta gran metamorfosis? A la hora de decidir tener un bebé, mucho antes de la primera falta, también es importante cuidarnos en este sentido.

Sobre ello hemos hablado con Flor Martínez (www.flormartinez.com), licenciada en educación física y entrenadora personal, quien trabaja toda una rama deportiva dedicada a embarazadas. "El ejercicio, recomendablemente bajo la supervisión de un profesional, prepara y flexibiliza la musculatura que pronto será necesaria para  compensar los cambios posturales que en unos meses tendrá nuestro cuerpo. Además, tenemos que tener en cuenta que el ejercicio regula nuestro peso o favorece la pérdida del mismo, en el caso de que estemos un poco por encima de nuestro peso ideal antes del embarazo. También calmara nuestro estrés, mejorara los niveles de energía y sueño, y estos factores son siempre positivos a la hora de buscar un bebé", nos comenta la experta, no sin alertar de que "debemos tener en cuenta que un entrenamiento muy exigente hace que en algunas mujeres hayan periodos menstruales un tanto irregulares y ovulen con menos frecuencia. Mi consejo a las deportistas es que no busquen mejorar sus marcas antes y durante el embarazo, y que se regule un poco la intensidad del mismo".

Condiciones físicas idóneas para afrontar un embarazo

Dando por sentado que la futura madre tiene una analítica sin alteraciones y no sufre ningún tipo de trastorno ni enfermedad, hay tres factores que la entrenadora considera muy importantes: el peso, la tonificación muscular de core y espalda y la resistencia aeróbica.

estiramientoVER GALERÍA

"En lo posible evitemos entrar al embarazo con sobrepeso y, por supuesto, tampoco por debajo de un peso acorde a nuestro cuerpo. Vamos a traer una nueva vida al mundo y el mejor regalo es que sea en un cuerpo saludable y lleno de vitalidad". En cuanto a la tonificación, nos explica que "durante el embarazo nuestro cuerpo tendrá muchos cambios a nivel postural que pueden ser molestos y dolorosos. El peso del futuro bebe acentuará nuestra curvatura lumbar al desplazar nuestro centro de gravedad hacia delante. Un core fuerte y trabajado es indispensable para que tu cuerpo se encuentre mejor y hará que puedas moverte con fluidez hasta en los últimos días de gestación".

Por último, nos cuenta que durante la dulce espera el ritmo cardiaco se acelera unos 15 latidos más de lo normal, con lo cual, si hacemos cualquier actividad previa a nivel cardiovascular -bicicleta, running, natación o, incluso, largos paseos previos al embarazo- hará que nuestro corazón esté un poco más preparado para este cambio.

¿Cómo organizo mi rutina de ejercicio?

En caso de entrenar regularmente, recomienda una rutina en la que, como mínimo, entrenarías tres veces a la semana, incluyendo un trabajo cardiovascular, trabajo de fuerza y flexibilidad. "Es importante evitar intensidades muy elevadas en ritmos y en las cargas (pesas), así como maximizar el trabajo de core y el de resistencia a la fuerza". Por supuesto, desaconseja los deportes de riesgo y de contacto.

natacionVER GALERÍA

Es recomendable que a la hora de organizar un entrenamiento se cuente con la ayuda de un profesional en el deporte. Pero si por diferentes motivos no es posible, en los casos en los que no se está familiarizado con el ejercicio Flor nos aconseja empezar con periodos cortos (20 minutos) de bicicleta, caminar o nadar y poco a poco ir aumentado el tiempo de trabajo, incorporando movilidad articular. "Prueba actividades como el yoga, pilates e, incluso, un poco de baile seria genial". Para quienes no les gusta mucho el deporte, una hora de caminata continua es lo más recomendable para mantenernos activas, anota.

More about