Cómo detectar la depresión durante el embarazo

La tristeza durante la dulce espera es un estado de ánimo muy recurrente entre las futuras mamás, aunque no en todos los casos estaríamos hablando de depresión

Los cambios hormonales en las mujeres embarazadas producen innumerables y sensibles variaciones en su estado físico y también en el emocional. En muchas ocasiones, las futuras mamás pasan de un momento de gran felicidad a sufrir días en los que los sentimientos negativos y la tristeza se adueñan de su estado de ánimo. Estos extremos, producidos por la variación de los niveles de progesterona, unidos al cansancio físico que conlleva la preparación del cuerpo para la gestación, asusta a las mujeres embarazadas, sobre todo a las primerizas, ya que no saben detectar si están atravesando por un proceso de depresión o si se trata de los síntomas lógicos de este singular período. Un proceso lleno de interrogantes y peculiaridades que, en la mayoría de los casos, necesitan de la ayuda de un especialista encargado de ayudarnos a detectar y ponerle solución. La doctora Olivia Szinetár, psicóloga y psicoterapeuta de Sens Centro de Atención Psicológica (www.senspsicologia.com), nos ha ayudado a conocer los detalles de su aparición, así como la manera de atajarla y prevenir un problema mayor a largo plazo.

Mujer embarazada con niñaVER GALERÍA

¿Cuántas mujeres sufre depresión durante el embarazo?

Los datos son muy relevantes. Como apunta nuestra experta, alrededor del 15% de las mujeres sufre de depresión durante el embarazo y aumenta hasta un 20% durante el embarazo y el primer año de vida del bebé: “Según el American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) entre un 14 y 23% de mujeres lucharán con algunos síntomas de depresión durante el embarazo”. Unos datos que ponen el acento en la importancia de una detección precoz: “Las cifras llaman la atención sobre la importancia de diagnosticar y tratar la depresión durante el embarazo. La presencia de depresión durante el embarazo está relacionada con mayor probabilidad de sufrir depresión ‘post parto’. Esto hace que sea muy importante el seguimiento de las mujeres embarazadas, no solo a nivel físico, sino también a nivel psicoemocional, la atención adecuada y temprana de esta dolencia durante el embarazo puede prevenir la depresión postparto y por ende la cronificación de la depresión en el futuro”.

Mujer embarazada en la doctoraVER GALERÍA

¿Cuáles son los motivos que producen a su aparición?

Según la doctora, la depresión en el embarazo no nace de una causa única: “Depende una mezcla de variables físicas y emocionales que obligan a la mujer a reorganizarse. En un primer momento, el embarazo implica cambios a nivel hormonal que afectan a la mujer y puede generar en ella mayor cansancio, falta de energía, e incluso bajo estado de ánimo. Sin embargo, a nivel psicológico también ocurren múltiples cambios y readaptaciones, se aproxima un cambio en su identidad, así como la responsabilidad de hacerse cargo psicológicamente de cuidar y sostener a un nuevo ser”. Entre estos desencadenantes la experta destaca algunos como: “Acontecimientos vitales estresantes como la muerte de un familiar, un pobre soporte social, una relación conflictiva de pareja, un embarazo no deseado o haber sufrido depresión y ansiedad previo al embarazo entre otros…”.

¿Cómo podemos detectar que padecemos depresión en el embarazo?

En palabras de la doctora, la depresión debe ser diagnosticada por un especialista, psicólogo clínico o un psiquiatra y la matrona o el obstetra serán los encargados de hacer el seguimiento. No obstante, el papel de la familia y la propia mamá es determinante para evidenciar los primeros signos. Como asevera la experta “si se identifican 2 o más de estos síntomas es conveniente acudir al especialista”.

  • Sentimientos de tristeza, vacío y/o desesperanza
  • Llanto sin un motivo aparente o más frecuente de lo habitual
  • Irritabilidad o inquietud excesiva
  • Ansiedad y preocupación excesiva
  • Pérdida de interés por las cosas que antes disfrutaba
  • Pérdida de energía corporal, fatiga, agotamiento
  • Sentimientos de inutilidad o de culpa
  • Dificultad para tomar decisiones, inseguridad
  • Dificultad para pensar o concentrarse
  • Aislarse de amigos y familiares

Mujer embarazada junto a su familiaVER GALERÍA

Una vez detectado es conveniente tener claro que esta enfermedad puede ser tratada y manejada con ayuda profesional (solo el 23 % de las mujeres que la padecen reciben esta ayuda): “Es importante señalar que hacer ejercicio durante el embarazo, llevar una alimentación equilibrada, obtener el descanso adecuado, así como tener apoyo de personas cercanas con quienes compartir los cambios que se viven durante la gestación, los temores y angustias que surgen en diferentes momentos, ayudará a aliviar estos síntomas de la depresión”

Más sobre