Así han cambiado las canciones infantiles hasta hoy

Las canciones infantiles han cambiado con el paso de los años, pero aunque llegan aires nuevos en lo que a la música se refiere, hay clásicos populares que no tienen ganas de desaparecer de la infancia de generaciones y generaciones de niños.

Las canciones infantiles han evolucionado mucho en los últimos años. Antes de que irrumpiera la televisión en nuestros hogares, y antes de que en todos ellos hubiera una radio, las canciones infantiles se hacían populares en las calles y los patios de los colegios. 

Y curiosamente, son estas canciones, las más antiguas, que se aprendían a base de oírlas cantar a otras personas una y otra vez, las que más tiempo han perdurado. De hecho, muchas se siguen cantando a día de hoy y se enseñan a los niños más pequeños. Seguro que puedes cantar sin ninguna dificultad Tengo una muñeca vestida de azul, Mambrú se fue a la guerra, Vamos a contar mentiras, El patio de mi casa o El corro ancho de la patata.

Leer: Rememora tu infancia y enséñales a tus hijos las canciones infantiles 'de toda la vida'

Entre los años 60 y 70: la llegada de la televisión

En innegable el cambio que supuso la llegada de la televisión a las casas a mediados de los años 60. Entre otras cosas, se redujo el tiempo de juegos en la calle y los niños se agolpaban frente a la tele para disfrutar de los contados programas infantiles que ofrecía la programación de entonces. Y sin duda, las estrellas de ese momento eran Los Chiripitifláuticos, que nos enseñaron nuevas canciones: El barquito chiquitito, La Vaca Paca, Los hermanos Malasombra o EL Reino al Revés. Aunque es cierto que estas canciones marcaron una época, a día de hoy pocas se siguen cantando con frecuencia.

Los payasos de la teleVER GALERÍA

Llegaron los años 70, y el relevo generacional llegó con Los payasos de la tele, que claramente son los que hicieron historia: Gabi, MIliki y Fofó han sido los payasos más famosos, al menos en habla hispana. A esto a ayudado que su descendencia recogiera el testigo profesional y que sus canciones y su humor familiar haya acompañado a diferentes generaciones. 
Cómo me pica la nariz, Había una vez un circo, Hola don Pepito, Susanita tiene un ratón, El auto nuevo… Son las canciones que podemos cantar grandes y pequeños, que unen a familias enteras como pocas canciones lo consiguen.

Pero las canciones de estos años que nos llegaron a través de la tele no terminan en lo payasos: La familia Telerín nos ofreció grandes hits como Vamos a la cama que hay que descansar, y la cabecera de Un globo, dos globos, tres globos, sigue sonando en la cabeza de muchos.

Leer: Canciones infantiles para acercar a tus hijos al entorno rural

Los años 80: una explosión musical

Esta década supuso una auténtica revolución musical, también para los niños. Por un lado triunfaban las sintonías de series y canciones infantiles: Barrio Sésamo, La bola de Cristal, Pippi Calzaslargas, Heidi, David, el Gnomo, etc. Y por otro, fueron los años en que agrupaciones musicales infantiles triunfaron a lo grande: el grupo Regaliz y, sobre todo, el grupo Parchís, hicieron famosas canciones como Fin de curso, Comando G, Cumpleaños feliz y El twist del colegio.

Los años 80: una explosión musicalVER GALERÍA

Desde los 90 hasta hoy

Sin olvidar las canciones de las series de televisión que han ido marcando diferentes épocas, en especial en los años previos a las plataformas televisivas (ya que hasta ese momento todos los niños veían los mismos programas), hubo grupos musicales como Bom Bom Chip, que tan pronto como llegaron se fueron.

Ya en en este nuevo milenio, se produce un nuevo fenómeno musical infantil: Los Cantajuegos recuperan y actualizan las canciones clásicas infantiles y las convierten en las favoritas de los más pequeños de la casa e introducen canciones nuevas ideales para ellos.

Desde los 90 hasta hoyVER GALERÍA

Leer: Canciones infantiles para fomentar el respeto de tus hijos a los seres vivos

Pero para darle un poco de marcha a la cosa, actualmente hay varios grupos musicales para niños que querrán escuchar tanto ellos como tú. Puede que ya conozcas a alguno de ellos, pero si no es así, apunta: 

  • Petit Pop: divertida música familiar repleta de guiños a las situaciones más cotidianas de nuestra vida.
  • Billy Boom Band: rock del bueno para niño, o lo que es lo mismo, música cañera para toda la familia.
  • Yo soy ratón: respeto hacia la infancia con música tan poco habitual entre los niños como el reggae o los ritmos étnicos.
  • Chimi Chuma: un cantante y un monstruo como acompañante que defienden que los niños son lo suficientemente listos como para disfrutar de música de calidad.

More about

Read more