enuresis-portada

Enuresis

Las razones por las que tu hijo sigue mojando la cama

Si tu hijo tiene más de cinco años y se sigue haciendo pis en la cama por las noches, al menos una vez al mes, es importante que no lo dejes pasar y le lleves al pediatra.

Aproximadamente medio millón de niños en España sufren enuresis (se hacen pis por las noches), lo que está considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad que, si no se trata, puede prolongarse hasta la adolescencia y llegar, incluso, a la edad adulta. Además, a pesar de la elevada cifra de niños que padecen este trastorno, son menos del 20% los que reciben un diagnóstico y un tratamiento adecuado para corregirlo. Lo que significa que, generalmente, los padres lo consideran, erróneamente, un problema menor que se acabará con el tiempo y, por ende, no acuden al pediatra cuando sus hijos mojan la cama.

¿Qué es la enuresis infantil?

La enuresis nocturna es el escape de orina involuntario que sucede durante el sueño de los niños y tiende a darse un mínimo de cuatro noches al mes y durante, al menos, tres meses consecutivos. Este trastorno es muy frecuente y tiene una incidencia de casi el 20% en niños de hasta 5 años y del 10% en los que tienen alrededor de 10 años. No obstante, “no hay una edad exacta a la cual una persona deje de sufrir enuresis, de hecho, es muy frecuente tratar a muchos pacientes que superan ampliamente los 20 años. Por eso, hay que incidir en que el tratamiento se debe comenzar a partir de los 5 años, ya que, a esa edad, la tasa de curación es alta y las posibles complicaciones son más leves”, explica el Dr. Juan Carlos Ruíz de la Roja, Director del Instituto Urológico Madrileño, Jefe de Servicio de Urología del Hospital Santa Cristina de Madrid y autor del libro ¿Por qué se orinan los niños en la cama?

-Lee: ¿Pequeñas pérdidad de orina?

Consecuencias de no tratar la enuresis 

Actualmente, este trastorno se ha convertido en un tema tabú en la sociedad. La falta de información sumado a la poca importancia que le dan los padres a esta enfermedad, acaba afectando seriamente a los niños y los jóvenes, no solo física sino también mentalmente. Y es que la incontinencia nocturna tiene consecuencias negativas tanto en su vida escolar como en su nivel de socialización, su autonomía y su estado emocional. “Los niños con enuresis suelen tener una baja autoestima y habitualmente un menor rendimiento en el colegio. Además, este problema puede acarrear que estos niños sean más desconfiados y que estén normalmente más tristes por aparecer todas las mañanas mojados”, explica el doctor.

No obstante, pese a que es común creer que la razón principal por la que los niños sufren enuresis es por motivos psicológicos, sólo el 10% se debe a esta causa. En el 90% de los niños, es decir en la gran mayoría de los casos, se trata de un problema médico y, aunque son múltiples las posibles causas, las más frecuentes son: una mayor producción de orina nocturna, una vejiga de menor capacidad de lo que le corresponde por la edad y un sueño muy profundo. La enuresis provoca que los niños se alejen de su entorno y tengan impedimentos para desarrollarse socialmente no queriendo acudir a campamentos, colonias o a dormir en casa de los amigos.

-Lee: Más del 50% de los adolescentes tiene problemas de sueño

Si sufriste enuresis de niño, tus hijos puede que también lo hagan

Diversos estudios han comprobado que la enuresis puede heredarse de padres a hijos. Es más, según el especialista en Urología, en el 90% de los casos esta patología es hereditaria. "Si el padre y la madre se hicieron pis en la cama, el 75% de su descendencia lo padecerá, y si sólo uno de los padres lo tuvo el 50% de sus hijos lo sufrirá", subraya. Es por eso que, la única solución pasa necesariamente por la consulta al pediatra que, nos aportará toda la información sobre el trastorno, le realizará al pequeño las pruebas oportunas para descartar otras posibles patologías asociadas a la enfermedad y podrá asignarle un tratamiento, ya sea la adopción de medidas conductuales, la aportación de un fármaco que reduce la exagerada producción de orina nocturna u otros.

Más sobre

Leer más