Louboutin

Cuando los zapatos de lujo se colaron en el mundo de los bebés

Christian Louboutin acaba de lanzar una exclusiva colección de calzado pensada para las más pequeñas de la casa

Abrió su primera tienda en París, en 1991. Desde entonces Christian Louboutin ha conseguido no solo labrarse un hueco en el mundo de la moda y de los accesorios, sino convertirse en uno de los nombres de referencia cuando una mujer piensa en zapatos. Su icónica suela roja, los centímetros de un tacón infinito que suman sus diseños o que la jet set hollywoodiense suela alternar sus creaciones con las de Jimmy Choo o Manolo Blahnik cuando se trata de pisar una alfombra roja han hecho de él un mito. Por eso no sorprende que, cuando el año pasado, uno de los creadores más reconocidos lanzó su primera colección cápsula de zapatos para bebés junto a Goop, la empresa de la actriz Gwyneth Paltrow, sus modelos se agotaran en poco tiempo. Una hazaña que pretende repetir con el lanzamiento de una segunda colección que ya está a la venta a través de la tienda online de la firma.

En esta ocasión Louboutin ha creado, ya sin la compañía de la actriz, una colección exclusiva y limitada para bebés de entre seis y nueve meses. Estos diseños, de los que solo hay disponibles 600 unidades y cuyos precios ascienden a los 250 dólares -222 euros aproximadamente-, han sido elaborados prestando atención a las necesidades del pie de los más pequeños. Además de aportarles comodidad, buscan crear una primera aproximación de las niñas con el mundo de la moda. Por eso propone tres modelos elaborados en satén dos de ellos estampados y uno de color rojo, con el que rinde homenaje a su icónica suela roja, aunque todos los modelos de bebé también la llevan. Si en la colección anterior las tonalidades lisas -rosas, azules y dorados- eran las protagonistas, en este caso lo son también algunos de los prints tomados directamente de la colección primavera-verano 2019 de la firma.

Para crear una propuesta más divertida, el diseñador ha reinventado el clásico modelo estilo Mary Jane, con el que ha tratado de emular algunos de los zapatos que suelen lucir los personajes más icónicos de Disney. Esto, sumado a los delicados lazos que decoran el tobillo y a los estampados llenos de color, dan como resultado unos zapatitos realmente frescos. Este nuevo diseño ha supuesto, además, un desafío para la firma. Tal y como recogen varios medios estadounidenses las técnicas artesanas que se utilizan al trabajar un zapato de bebé es algo totalmente diferente a lo que se aplica cuando el usuario va a ser un adulto, pero se muestran muy contentos con el resultado.

Más sobre

Leer más