gap-1t

Descubrimos la primera colección de moda infantil de Sarah Jessica Parker

Estará disponible a partir del próximo 1 de marzo y a precios asequibles

La relación de Sarah Jessica Parker con el mundo de la moda es algo que viene de lejos. No solo porque su papel de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York la convirtiera en un icono de estilo, sino porque en 2015 lanzó su propia línea de calzado. Desde entonces sus colaboraciones han ido creciendo poco a poco y, aunque casi siempre están relacionados con su complemento estrella, a veces prueba suerte en otros sectores. Y es que la acaba de diseñar una colección cápsula con GAP para niños, su primera incursión en el mundo de la moda infantil.  

Aunque la firma y Sarah anunciaron a principios de diciembre que estaban preparando una colaboración juntos, poco había trascendido de la línea Gap x Sarah Jessica Parker. A menos de una semana para que salga a la venta (estará disponible en algunas tiendas seleccionadas y en su portal online a partir del 1 de marzo) ya conocemos todos los detalles.

Al contrario de lo que se esperaría, la colección huye de las tendencias y apuesta por prendas atemporales, más en la línea de la GAP. Eso sí, reinventadas. Sarah propone cazadoras tipo bomber y vestidos cortados a la cintura, casi todo en tonos azules, blancos y rosas, los colores que para ella inspiran la primavera. Aunque hay prendas lisas, las rayas y las flores reivindican un espacio que comparten con una silueta muy especial, la de un conejo, símbolo de la infancia de la actriz y recuerdo de la buena suerte que se cuela también en algunos accesorios. Una colección cómoda, práctica y asequible compuesta por 36 piezas cuyos precios oscilan entre los 14 y los 64 euros.

Sarah, que tiene tres hijos -dos gemelos de 8 años y otro de 15-, ha inspirado parte de las prendas en ellos e incluso les pidió su opinión, pero también ha querido recuperar algunos recuerdos de su infancia y traducirlos en las prendas. En una entrevista concedida a The Hollywood Report, la actriz explicaba que creció en una casa en la que compartía y heredaba ropa de sus hermanos. Tal vez por eso ha incluido en todas las prendas una etiqueta personalizable en la que ir anotando el nombre del niño que la lleva y variándolo con el paso de los años.

Más sobre

Leer más