3 cuentos con moraleja para leerle cada noche a tu hijo

Pasar un rato con los pequeños de la casa contándoles un cuento puede contribuir a reforzar los lazos familiares y a fomentar en los niños valores y nuevos conceptos, tales como la función de los padres, a los que la mayoría ven como verdaderos hérores

Los cuentos infantiles son una gran herramienta para ayudar a los padres a enseñar a sus hijos diferentes conceptos y valores. Algunas de las cosas que pueden aprender con estos relatos son el vocabulario, hábitos de higiene saludables, las estaciones del año, los días de la semana o educarles en valores como la amistad, la solidaridad o el amor, entre otras muchas.

También les ayudan en caso de que en la familia se esté pasando por una situación difícil porque les dan consejos para superar los problemas a través de las aventuras y desventuras de los protagonistas de los cuentos. Y por supuesto lo hacen de forma divertida para que a los niños no les suponga un aburrimiento, a la vez que les inculcan el amor por los libros y la lectura.

Con los cuentos infantiles es sencillo que se imaginen ser un pirata o un caballero que viven diferentes historias gracias a su imaginación infinita.

Reforzar el vínculo familiar

De hecho, la mayoría de los especialistas del mundo infantil recomiendan que los padres tengan un rato a diario antes de irse los niños a dormir para que les lean cuentos porque refuerza el vínculo entre ellos pasando un momento muy especial en familia.

Por esto, puede ser una gran idea contarles cuentos que traten sobre la familia, pero haciendo especial hincapié en la figura de los padres, que para la gran mayoría de los niños son unos auténticos héroes, abrazándoles cuando tienen miedo, curándole las heridas o espantando a los monstruos o fantasmas de sus pesadillas.

cuentos infantiles 1VER GALERÍA

Relatos con una moraleja especial

Aquí tienes algunos para que se los puedas contar a tus hijos, no solo a la hora de dormir, sino en cualquier momento que paséis juntos:

-Mi papá está muy ocupado. Este cuento sirve de buena reflexión también para los padres, que muchas veces estamos demasiado ocupados con el trabajo y no pasamos tiempo con los niños. Alberto es el protagonista. Al ver que su papá se iba un domingo muy temprano a trabajar le preguntó varias cuestiones hasta que éste se dio cuenta que quería estar más tiempo con él y no fue a trabajar.

-Pinocho. Es un cuento clásico conocido por todos, donde Pinocho es creado por Gepetto y se convierte en niño gracias a un hada, aunque es algo mentiroso y por eso le crece la nariz. As,í los pequeños pueden aprender, por un lado, a no contar mentiras y, por otro, a valorar el sacrificio de los padres y su amor incondicional.  

-Los hijos del labrador. En este cuento se narra la historia de dos hermanos que son hijos de un labrador y que pasan casi todo el tiempo discutiendo, da igual el motivo. Su padre intentó que lo resolvieran enviándoles al bosque a coger leña, pero se convirtió en una competición. Para darles una lección, ató todas las ramas juntas y les dijo que a ver quién las rompía de un golpe. Al no conseguirlo ninguno de los dos, el padre les demostró cómo estar unidos les haría invencibles, mientras que el individualismo, solo les llevaría al fracaso.

More about

Read more