‘Mindfulness' para padres: Seis pautas para disfrutar aún más de tu familia

Observar sus emociones o escuchar a tus hijos son algunos de los 'tips' que te ayudarán a practicar la atención plena y mejorar el ambiente familiar

¿Cuántas veces habéis sentido que no sois los mejores padres? Sin embargo, los padres perfectos no existen, y es que ser padre no es innato, es algo que se aprende. Aunque no hay ningún manual de aprendizaje que indique cuál es la mejor manera de tratar con nuestros hijos, sí existen  técnicas que nos ayudan a reforzar el vínculo familiar. Hablamos del ‘mindfull parenting’, también conocido como atención plena, que consiste en saber manejar las emociones, actitudes y pensamientos y que nuestra felicidad aumente a base de disfrutar del momento. El objetivo es evitar que, cuando estemos con nuestros hijos, pongamos el ‘piloto automático’ y no mostremos interés en lo que está pasando.

attefamiliaVER GALERÍA

Esta ‘atención plena’ debe comenzar en uno mismo para más tarde educar y enseñar a tus hijos esta disciplina. La clave para conseguir dominar la técnica está en la práctica continuada, para ello Angels Ponce, experta en Mindfullness aplicado a la familia, te da seis pautas para que podáis disfrutar de cada momento.   

  • Empieza por escuchar a tus hijos: Déjales hablar y no les juzgues, así conseguirás que los niños sean más conscientes de sus necesidades y que aprendan a prestar atención. Además, ellos verán una muestra de empatía de vuestra parte que favorecerá la comunicación en el hogar.
  • Observa las emociones: Busca momentos sin prisas para conoceros mejor. Reserva un hueco en tu día a día para hacer cosas que les gusten a ellos y disfruta de las emociones, tanto las suyas como las tuyas. Esto hará que vuestros vínculos se fortalezcan y se cree un clima de mayor confianza y, además, os ayudará a evitar próximos enfrentamientos y poder dialogar con ellos en posibles rabietas.
  • Deja que salga el niño que llevas dentro: Ponte en su lugar y mira a través de sus ojos, los niños saben apreciar las cosas simples y a vosotros no solo os servirá para desconectar del estrés de la rutina, sino que aumentará vuestra energía y mejorará el ánimo.
  • Cambia la rutina de vez en cuando: Aunque tener unos hábitos establecidos favorece el desarrollo de los más pequeños y fomenta su sentido de la responsabilidad, romper la rutina de vez en cuando os hará experimentar emociones positivas y a ellos les hará sentirse importantes y atendidos.
  • Tómate tu tiempo: Antes de reaccionar de manera compulsiva; para, respira y piensa unos segundos antes de responder. Se trata de prestar atención al momento y no actuar en caliente, es más fácil de lo que parece.
  • Y sobre todo, no pretendas ser un padre o una madre perfecta: El ‘mindfull parenting’ no es un proceso fácil, pero con ganas y actitud todo el mundo puede conseguirlo. Ten claro que la percepción no existe, así que acepta tus errores y no tengas miedo a pedir perdón cuando te equivocas.

Más sobre

Regístrate para comentar