¿Qué efectos tiene la música en los bebés?

Les relaja y ayuda a estar tranquilos y a dormir, y sus efectos vienen siendo estudiados incluso ya durante el embarazo, pues numerosos estudios han indicado que el feto puede reaccionar a la música y emocionarse de la misma manera que lo hace un adulto

De todos es conocida la importancia que tiene la música en la educación de los más pequeños. Sin embargo, también es un elemento fundamental para los bebés. Los efectos que produce entre los recién nacidos son múltiples y notorios. Hasta el punto de que los principales especialistas recomiendan a los padres estimular el desarrollo de sus hijos con ella.

A lo largo de la historia, ha jugado un papel fundamental dentro de la sociedad. Ha servido como vehículo de comunicación de las más grandes ideas del pensamiento, pero también sus efectos se han dejado notar en todas las personas que se han encontrado cercanas a ella.

En el caso de los niños, la música favorece, en primer lugar, el aprendizaje del lenguaje y el desarrollo cognitivo. Pero, a su vez, transmite emociones, favorece la creatividad y crea un espacio de divertimento y ocio entre los más pequeños.

Relaja a los niños y les ayuda a estar tranquilos y a dormir. Sus efectos vienen siendo tratados y estudiados incluso ya durante el embarazo. Numerosos estudios han indicado que el feto puede reaccionar a la música y emocionarse de la misma manera que lo hace un adulto.

musica para bebes1VER GALERÍA

Efectos que produce

¿Cuáles son algunos de los efectos que produce? Podríamos resumirlos en los siguientes:

-Estimula el oído del niño y a los bebés les viene bien para expresarse y hacerse entender.

-El lenguaje y el ritmo de la música ayudan a los bebés a aprender a hablar.

-La repetición de los sonidos y la frecuencia contribuyen a la comprensión de las palabras.

-La música clásica fomenta el desarrollo intelectual y creativo (efecto Mozart).

-Potencia la capacidad cognitiva y los aspectos emocionales al activar el hemisferio derecho del cerebro.

-La sensibilidad que el niño desarrolla al escuchar música tiene efectos sobre su concentración, memoria y atención.

-Refuerza las relaciones afectivas.

La música como relajante

Hay que señalar también que la música para bebés reduce el nivel de estrés de los niños. Los expertos recomiendan a los padres que escuchen música relajante o música clásica. Según diversos estudios, el cortisol, la hormona del estrés, disminuye en la sangre cuando escuchamos algo que nos gusta.

Del mismo modo, estimula en los más pequeños la producción de endorfinas, sustancias que producen bienestar. De esta manera, si está acostumbrado a escuchar música de este tipo la asociará a un estado de calma. Así dormirán mucho mejor y se encontrarán más relajados con el paso de los años.

Por esta razón, debe ser considerada un elemento más que fundamental. Y no solo por sus efectos presentes, sino también por los que irá gestando en el desarrollo del niño. Si se crea un hábito desde bien pequeño, tomará la música como un regalo para toda la vida.

Más sobre

Regístrate para comentar