Qué cuentos son los mejores para ayudar a dormir a tu hijo

Hay niños que están deseando que llegue la hora de irse a la cama para escuchar cuentos, éstos les ayudan a relajarse y a coger el sueño más rápidamente, y son un método fundamental para que vayan adquiriendo el hábito de marchar a su habitación a una hora determinada cada día.

¿Tienes alguna selección especial preparada para leer a tus pequeños o escoges el primer clásico que encuentres? Si aún no tienes muy claro tu catálogo de cuentos para leer a tu niño o niña este momento, no te preocupes. Es hora de que te ayudemos con algunos de los mejores cuentos para dormir a tu hijo. ¡Toma nota de todas nuestras sugerencias!

Cuentos breves y relajantes para dormir

Son muchos los niños que toman el hábito de dormirse con un cuento y esperan ese momento de ir a la cama con gran ilusión. A veces los padres escogemos el primer relato que se nos ocurre, pero no todos tienen el mismo efecto. Por ejemplo, en estos casos los cuentos de princesas y dragones, los más típicos, no son la mejor elección, ya que es necesario buscar un relato más breve y relajante.

No sería la primera vez que un niño se levanta por las noches con pesadillas por culpa de ese cuento del monstruo que le han contado sus padres antes de dormir. Estos clásicos deben ayudar a calmar a tu hijo, por lo que los mejores suelen ser siempre los breves y aquellos que tienen una historia feliz y en la que puedan aprender algunos valores.

Aun así, en el caso de que le gustaran las historias de monstruos lo más recomendable es que sean cuentos de personajes buenos y simpáticos. En ningún momento han de ser historias con las que tu hijo pueda tener un mal sueño o duerma alterado.

cuentos-para-antes-de-dormir1VER GALERÍA

Cuentos clásicos, cuentos de Disney... ¡a desarrollar la imaginación!

Una elección en la que no hay riesgo de equivocarse son los relatos clásicos de toda la vida, que además incluyen al final una moraleja. También son muy efectivos los cuentos de Disney que nunca pasan de moda, o aquellos con personajes modernos de la televisión que los niños asociarán pronto. Cualquiera de ellos son perfectos para ese momento previo a dormir.

Suele ser interesante que cada día el cuento concluya con una misma rima o una pequeña canción. El niño la asociará poco a poco al final de la historia y al momento en el que hay que dormir. De esta manera, sabrá que se han acabado las historias por hoy y no llorará para que le cuentes más. Porque eso sí, los relatos han de ser uno cada noche, no puede acostumbrarse a muchos más.

Lo cierto es que no hay ningún estudio que avale la efectividad de los cuentos para dormir. Ni que decir tiene que si tu hijo no está predispuesto a dormir, por muy buena que sea la historia creemos que ahí no estará precisamente la solución. No obstante, es de gran ayuda al menos para que el pequeño se relaje.

Además, los cuentos suponen muchas ventajas para el desarrollo de los niños. Sin ir más lejos, desarrollarán la imaginación y mejorarán su racionamiento y la memoria. Asimismo, al oír las historias, aprenderán nuevas frases, palabras y construcciones y les fomentaremos la pasión por la lectura desde los primeros años de la infancia.

Más sobre

Leer más