¿Estás embarazada? Estos síntomas te ayudarán a despejar tus dudas

Existen numerosos síntomas que podrían evidenciar la existencia de un embarazo, sin embargo, algunas mujeres presentan solamente uno o dos, mientras que otras pueden presentar casi todos los síntomas. En cualquier caso, no son prueba de confirmación de una posible gestación así que lo mejor, si sufres alguna de las señales que vamos a explicar, es mejor que lo confirmes con un test específico de orina y que acudas a tu médico para que realice las pruebas pertinentes.

Test embarazoVER GALERÍA

Síntomas de un posible embarazo

  1. El retraso de la menstruación es una señal clásica de embarazo. Es, generalmente, lo que hace que una mujer se haga un test de embarazo. Sin embargo, algunas mujeres tienen ciclos menstruales muy irregulares, presentando, incluso, periodos de anovulación (no ovulan durante un determinado mes), haciendo que haya casi dos meses entre una menstruación y otra. Además, hay que tener en cuenta que la menstruación se puede retrasar por otros motivos que no sean un embarazo, entre ellos estrés, infecciones, cambio de método anticonceptivo, alteraciones en el peso, cansancio…
  2. Las náuseas y vómitos del embarazo son síntomas típicos del primer trimestre de embarazo y tienden a desparecer en el segundo trimestre. Suelen surgir entre la 6ª y la 12ª semana de gestación. Sin embargo, hay mujeres que presentan estos síntomas ya en la 4ª o 5ª semana de embarazo.
  3. Aumento y sensibilidad de senos. Esto puede surgir con solo una o dos semanas de gestación. Además de más grandes, las embarazadas pueden sentir los senos más sensibles y con sensación de hinchazón. A veces, el simple acto rozarse el pecho o ponerse el sujetador se hace incómodo. El aumento de los senos ocurre por alteraciones hormonales que promueven la estimulación de las glándulas mamarias, preparándolas para el periodo de lactancia. Además del aumento y del dolor, las hormonas producidas en el embarazo hacen que el pecho cambie de apariencia con el oscurecimiento de los pezones y la aparición de venas alrededor de los senos.
  4. Hambre o cambios en la alimentación. Es el tópico más frecuente. Los típicos ‘antojos’ de embarazada, aunque a muchas mujeres no les sucede. Lo que sí es probable es que de repente no soportes el olor de lo que antes era tu plato de comida favorito o que, algo que no hubieras comido jamás, se convierta en un manjar.
  5. Leve sangrado vaginal. Esto se debe a que, una vez fecundado, el embrión recorre las trompas y se implanta en las paredes del útero. Esta implantación puede causar un pequeño sangrado uterino, que muchas veces es confundido con una menstruación que está para llegar.
  6. Dolor abdominal. El embarazo inicial puede causar alguna molestia en la parte inferior del abdomen, a veces una sensación de hinchazón en el vientre, simulando los síntomas que surgen días antes de la menstruación. Esto se debe a que, durante el embarazo, el útero sufre alteraciones constantes, incluso de tamaño, lo que provoca la aparición de algunas contracciones uterinas. Es común también sentir una sensación de peso en la parte inferior del vientre

Más sobre