¿Vas a viajar con los niños en Navidad? Apúntate estos consejos

Si las vacaciones de Navidad coinciden de lleno con las celebraciones de esta época, es importante traerse en la maleta unas cuantas cosas que mantengan el espíritu navideño incluso si estamos lejos de casa

Cuando viajamos con los 'peques' las necesidades cambian mucho más que cuando lo hacíamos solos, con amigos o en pareja. Los viajes en familia suelen acarrear gastos extra que hacen que los papás consideren con más cuidado el tipo de alojamiento que se elige o la manera de desplazarse.

ninos-viaje-01VER GALERÍA

Los alojamientos idóneos para quienes viajan con bebés o niños pequeños en Navidad son aquellos que permiten adaptar el presupuesto de manera más flexible porque no cobran gastos adicionales por cunas o camas supletorias. Por ejemplo, los apartamentos, comparados con los hoteles, permiten mayor independencia a la hora de escoger horarios para las comidas de los niños o actividades, tienen más capacidad para alojar varias personas al mismo tiempo, y no suelen incluir servicios Adults Only como por ejemplo en un hotel de lujo.

Si las vacaciones de Navidad coinciden de lleno con las celebraciones de esta época, también es importante traerse en la maleta unas cuantas cosas que mantengan el espíritu navideño incluso si estamos lejos de casa. Por ejemplo, algunos adornos (ligeros), desde guirnaldas, bolas o un calendario de Adviento, pueden trasladarnos de inmediato a lo mejor de la Navidad y lo que es mejor, también a los más 'peques'. No hay que olvidarse nunca de comunicar a Papa Noel o los Reyes Magos dónde vamos a estar. Y mantener intocables las tradiciones de todos los años, aunque sean cosas pequeñitas, como ver una película de Navidad en la tablet, poner agua para los camellos en la noche de Reyes o incluso hablar por Skype o FaceTime con personas muy queridas que ese año estén lejos.

Los destinos navideños suelen tener un gran abanico de opciones que podemos visitar, desde los mercadillos centroeuropeos llenos de magia, hasta gastronomía de temporada y dulces típicos. Existen algunas ciudades donde las opciones de alojamiento y oferta de ocio peque-friendly son especiales durante estas fechas. Para quienes quieren disfrutar de la Navidad en capitales europeas, el buscador Hundredrooms propone este top 5:

1. COPENHAGUE, DINAMARCA. Copenhague es una de las ciudades que cuenta con mayor número de alojamientos family-friendly, que permite los desplazamientos en bicileta y alquilar una cargo-bike para recorrer la ciudad en familia.

2. DUBLÍN, IRLANDA. Dublín, es otro de los destinos 'peque'-friendly de Europa, con actividades para realizar en familia como visitar el zoo de Dublín, el Museo de Cera, pasear y atravesar los numerosos puentes de la ciudad y descansar en alguno de los parques de la capital irlandesa, como St. Stephen’s Green, uno de los más antiguos del país.

3. OSLO, NORUEGA. Oslo es un destino maravilloso, moderno y cosmopolita, adaptado para viajar en familia. En la capital noruega se pueden realizar planes como visitar Atlanterhavsparken-Alesund Aquarium, uno de los mayores acuarios salinos del norte de Europa, o pasear por Vigeland, el parque más famoso de Oslo.

4. FLORENCIA, ITALIA. Florencia es un viaje cultural en toda regla que se puede disfrutar solos o en familia. Hay museos que se pueden visitar con los niños durante todo el año, como por ejemplo, el Museo de Leonardo Da Vinci o el Museo Galileo, donde se puede conocer el telescopio de Galileo y realizar actividades interactivas.

5. VIENA, AUSTRIA. Viena es uno de los destinos culturales top de Europa para visitar en familia. El Museo Schloss Schönbrunn Experience es el indicado para los más 'peques', donde podrán conocer cómo se vivía en la época imperial, disfrazarse de época y sentirse como princesas y príncipes.

Más sobre

Regístrate para comentar