El mejor momento del día está por llegar… ¡todos a la mesa!

Vuelve a disfrutar de las cenas con estos consejos

Hacer coincidir los horarios de toda la familia a la hora de sentarse a la mesa puede resultar ¡misión imposible!, y no solo por las obligaciones de los mayores. Los niños españoles dedican casi dos horas más a la semana que el resto de los niños de Europa en hacer sus deberes y, a pesar del esfuerzo, reciben peores resultados escolares. La OMS alerta: el exceso de deberes perjudica la salud de nuestros hijos. Según un estudio realizado, a los 15 años hasta el 60% de los chicos y el 70% de las chicas se sienten estresados por la carga de tareas.

Los expertos en nutrición infantil aseguran que merece la pena hacer de las cenas un evento: la mesa es el entorno ideal para compartir y hacer vida en familia, y esto afecta especialmente a los más pequeños. Poco a poco, el grito de guerra que reunía a todos alrededor de la mesa se ha ido perdiendo. Si en tu casa ya no se escucha el mítico ¡a cenar! Ikea te propone un sinfín de consejos para recuperar este momento que nos sirve para compartir con nuestra familia que es lo que hemos hecho, visto o vivido durante el día.

cenasVER GALERÍA

Deja el cansancio a un lado, guarda el teléfono móvil y la tablet de los niños y ¡voilà! ¿Qué mejor manera que terminar el día hablando con las personas que más te importan en este mundo?

  • Una manera muy sencilla para que todos los miembros de la casa participen en la elaboración de la cena es organizar cenas temáticas. Sí, suena muy divertido y lo es, sobre todo para tus hijos. Puedes preparar platos de otros países o platos de películas, es tan solo una idea que generará, además de diversión, temas de conversación muy interesantes.
  • Habla, habla y habla. Sí, de todo. De cualquier cosa. Y juega. Que la mesa no sea un lugar aburrido para los más pequeños. Además, es un buen momento para poner a prueba sus conocimientos. ¿Cómo tenemos que partir la tortilla para que todos podamos comer dos trozos? ¿A cuántas croquetas tocamos cada uno?
  • A la hora de planificar el menú semanal para mantener una dieta equilibrada y apetecible, no lo conviertas en una rutina para evitar aburrir a tus hijos con algo como ¡jueves de lentejas! A no ser que les encanten, claro…
  • Para evitar que la pereza se apodere de ti cada noche, es una buena opción preparar la comida el domingo por la tarde y conservarla en los táperes. ¡Qué haríamos sin ellos!
  • La cena no es una tarea única de la mujer. Tampoco del hombre. Es una tarea familiar, por tanto todos tenemos que colaborar en el proceso. Si los niños son muy pequeños para cocinar, que pongan la mesa, por ejemplo. ¡Ah! Y que luego no se olviden de quitarla.
  • Pero si quieren ser los próximos concursantes de 'Masterchef Junior' cocina con ellos. Busca recetas fáciles para ellos y fomenta los platos hechos de fruta y/o verdura, no solo porque es sana, ¡sino porque es fácil de preparar! Y aún puedes ir más lejos: ¿tienes jardín? ¡Aprovéchalo! Planta un pequeño huerto y que todo el mundo colabore.
  • La cena no acaba con el postre. Intenta cenar pronto para disfrutar después de una sobremesa divertida. ¿Qué te parece algún juego?

ikea-cena1

Todos estos consejos favorecerán las habilidades comunicativas y sociales de nuestros hijos. Por no hablar de los beneficios que nos aportará a nosotros como padres. Olvidarnos por unas horas de los problemas del trabajo, de los madrugones diarios, los atascos… y saborear lo mejor de la vida: una rica cena con nuestra familia alrededor de la mesa, educar a nuestros hijos a ser buenas personas, trasladarles nuestros valores, verles crecer y construir los cimientos de lo que serán como personas en el futuro.

¡Que aproveche!

Más sobre

Regístrate para comentar