Cómo volver al 'cole' sin faltas de ortografía que valgan

Las redes sociales ponen de manifiesto los errores más comunes, que pueden solventarse incentivando la lectura desde pequeños

Olvidarse de la letra 'h' al lanzar un tuit al mundo o escribir un mensaje de Whatsapp sin tildes: las redes sociales no son un fiel reflejo de lo que somos, aunque, a la hora de ecribir, sí que suelen sacar a la luz los errores ortográficos más comunes que cometemos los mayores, ya sea por prisas, por comodidad o por la prevalencia de algunos errores, como la confusión entre 'a ver' o 'haber'.

><img alt=VER GALERÍA

Incentivar la lectura y la compresión lectora desde pequeños es una de las formas más efectivas de fijar algunas de estas palabras en la mente, y las reglas ortográficas que las definen, combatiendo de paso algunos de los 'vicios' del lenguaje más frecuentes, tanto en niños como en mayores. Eso, claro, sin adentrarse en exceso en la enorme cantidad de abreviaturas y anglicismos que dominan hoy el lenguaje digital de los más pequeños, y que muchas veces resulta incomprensible a los padres.

Para evitar males mayores: leer, leer y leer, y tomarse el tiempo necesario para repasar la manera en que escriben los 'peques', por ejemplo con cuadernos de verano, que pueden retormarse en la recta final de las vacaciones, antes de la vuelta al 'cole'. ¿Qué mejor manera de empezar las clases que con buena letra y mejor ortografía? Para ayudarnos a identificar las faltas más comunes (y menudo las más subsanables), desde la editora de cuadernos RUBIO han hecho un repaso pre-escolar para recopilar los 20 errores ortográficos más comunes que se repiten en redes sociales y en el día a día. ¿Quieres saber cuáles son algunos de ellos?

1. Las tildes. Que no son lo mismo que los acentos. Uno de los errores más comunes relacionados con las tildes sería por ejemplo indicar que "ese libro me lo dio a mí" que "ese libro se lo dio a mi madre".

2. 'A ver' y 'haber'. Un error gramatical que chirría enseguida a quienes conocen las diferencia entre la primera construcción (se utiliza, por ejemplo, como interrogación o para manifestar interés), y el verbo haber (que también puede ser un sustantivo), pero que es mucho más frecuente de lo que pensamos. Este tipo de errores son comunes entre palabras homófonas, es decir, aquellas que se pronuncian igual pero se escriben de forma distinta. Un truco recomendado por la Real Academia Española para ditinguir entre ambas: la primera a menudo puede sustituirse por la palabra 'veamos'. La segunda, no.

3. A veces obviamos por completo los signos de puntuación, y creamos frases interminables que fácilmente se podrían dividir en dos. Entre los que se nos olvida más a menudo estarían los puntos y comas, pero también las comas, los dos puntos y los signos de exclamación, que ayudan a acertar con la entonación del enunciado.

4. La letra 'h' es otra de las grandes olvidadas; por ser muda, la abandonamos frecuentemente al escribir, precisamente porque muchas veces, y si no practicamos la lectura, escribimos tal y como hablamos.

5. Del mismo modo que no hay que olvidarse de los signos de puntuación, hay que intentar usarlos de forma correcta. Un error frecuente es dejar más espacios de los necesarios entre las palabras que los flanquean. Por ejemplo: " Fue a por pimientos , patatas , tomates y pepinos. ", en lugar de "Fue a por pimientos, patatas, tomates y pepinos".

6. Sin dejar los signos de puntuación de lado, muchas veces confundimos los puntos con las comas y viceversa. No existen las comas suspensivas, ni los puntos que actúan como espacios.

7. "Hechar de menos" no existe. La expresión correcta es echar de menos.

8. En ocasiones abusamos de las mayúsculas de forma innecesaria. Especialmente en redes sociales y mensajes, donde la etiqueta dicta que las mayúsculas son sinónimo de gritar, pero por escrito..

9. La otra cara de la moneda: olvidarse de que los nombres propios comienzan siempre con mayúsculas (también los de los animales y mascotas), y lo mismo sucede con los nombres de lugares. La lista de palabras con mayúscula es mucho más larga, pero éstas son las más comunes y con las que fallamos más a menudo. De ahí que...

10. ... las olvidemos también cuando comenzamos nuestras frases.

Otros errores frecuentes que podemos corregir, y ayudar a los niños para que no los comentan: distinguir en el uso de la letra 'k' y la letra 'c', uno de los malos hábitos asociados a la popularidad de las redes sociales, y que es especialmente prevalente entre los más jóvenes. Lo mismo sucede cuando sustituimos las 'll' por 'y' (normalmente para ahorrar tiempo al teclear); también es frecuente hacer un mal uso del verbo 'haber' antes de cada participio ("Ha dicho", "ha hecho", "ha comido"... son correctas, pero no lo es "se va ha su casa"), y de 'había' y 'habían', además de los imperativos, que aunque no lo parezca, no utilizan la fórmula de los infinitivos.

Más sobre

Regístrate para comentar