Cómo cuidar el pelo de las niñas con pelo largo

Si tu hija quiere dejarse el pelo tan largo como Harper Beckham, es importante que aprenda tanto a lavarlo como a secarlo antes de irse a la cama, o a usar accesorios blanditos

Hace unos días, Victoria Beckham compartió en su perfil de Instagram una foto de su hija Harper, de cuatro años, haciendo un pequeño drapedado en el cuello de un vestido de espaldas a la cámara. La imagen conseguía acumular más de 200 mil likes simplemente porque la pequeña parece haber heredado las dotes de diseñadora de su mamá, pero sobre todo por la larguísima melena rubia de la niña, pasando la cintura: muchos de los comentarios van dirigidos hacia el 'pelazo' de Harper, en todos los idiomas posibles, y recuerdan que, efectivamente, a muchas niñas pequeñas les gusta llevar el pelo largo hasta el punto de que, en ocasiones, cortalo conlleva lágrimas incluidas.

ninos-pelo-01VER GALERÍA

Si tu 'peque' también quiere dejarse el pelo largo, es importante seguir algunos consejos para su cuidado, teniendo en cuenta que puede estar igual de sano y brillante que una melenita más corta siempre que les enseñemos desde el primer día que el pelo largo es una responsabilidad de la que tienen que hacerse cargo según se vayan haciendo mayores. Un primer paso es enseñarles a hacer uso de los productos adecuados, específicos para cabello infantil, tanto champú como acondicionador. La gran mayoría de fabricantes formulan estos dos produtos de forma complementaria: un champú de una marca determinada suele tener una formulación que funciona con un acondicionador de la misma marca, y lo mismo con el resto de productos.

Draping like mummy 🙏🏼 X #proudmummy X ✨❤️

Una foto publicada por Victoria Beckham (@victoriabeckham) el

Las diferencias entre unos y otros no suelen ser abismales, epecialmente en lo que respecta al cabello infantil, que a diferencia del de los mayores está menos castigado tanto por el sol como por agentes externos como tintes o incluso las temidas puntas abiertas. Con el cabello de los niños no hacen falta ni mascarillas, ni productos fijadores o para dar brillo al cabello. La crema suavizante o acondicionador, sí que facilita el cepillado, especialmente en cabellos muy largos.

El pelo de las niñas siempre tiene que esta húmedo antes de aplicar champú sobre él, intentando no abusar de los lavados para que los productos detergentes que van incluidos en estas formulaciones no destruyan la protección natural del cabello: un lavado cada dos o tres días debería ser suficiente para mantener el pelo limpio y brillante. Durante el lavado es importante usar abundante agua y no pasarse con la cantidad de producto, ya que en este tipo de cabelleras es más fácil que quede algún resto de jabón, haciendo que el pelo parezca mate en lugar de brillante. Procura enseñarles a que se laven la cabeza sin frotar el pelo, haciendo especial hincapié en las raíces, y dejando que la espuma se encargue de lavar el resto del pelo, sin frotar las puntas, que suelen ser más quebradizas que el resto. Con el acondicionador el proceso es el contrario: se empieza desde las puntas, extendiéndolo hacia arriba sin llegar a la raíz, y dejando que actúe un par de minutos antes de aclararlo. Recuerda que el acondicionador sirve sobre todo para desenredar el cabello pero no para repararlo: si las puntas del pelo están abiertas, o aparece dañado después del verano, no hay nada como un buen corte para que vuelva a estar sano y brillante.

Una vez acabamos de lavar y aclarar ambos prodcutos con abundante agua, es importante cerciorarse de que el pelo se seca a conciencia antes de peinarlo, y lo que es más, que las niñas aprenden a secarlo con una toalla, con secador de aire frío o incluso al aire libre en los meses de verano, antes de hacerse una coleta o una trenza. Si el pelo se lava por la noche, es mejor esperar a que esté bien seco antes de irse a la cama. A la hora de peinarlo, los accesorios para el pelo deben ser blanditos y pensados para no quebrar el pelo infantil: gomas y horquillas son súper útiles para hacer los recogidos más practicos para el 'cole', ya que retiran el pelo de los ojos, y pueden prevenir de males mayores como mancharlo con pintura de dedos. Durante el peinado, divide el cabello en mechones horizontales, sujetándolo con una mano cerca del cuero cabelludo y empezando a peinar por las puntas con un peine de puntas gruesas y separadas. De este modo, si hay algún enredo, evitamos dar tirones.

Más sobre

Regístrate para comentar