Razones por las que Cash Warren es un 'superpapá'

El productor y padre de familia lanzó el año pasado una gama de calcetines exclusiva para que los papás puedan llevar prendas a juego con sus hij@s

La familia de Jessica Alba y Cash Warren está metida de lleno en el universo de los más 'peques': mientras la actriz combina su carrera en el cine con su empresa de productos ecológicos para bebés y familias, él también decidía hace poco aportar su granito de arena a la mejora de las vidas de mayores y niños o, al menos, a ponerles un poco de color. Su proyecto: una línea de calcetines de algodón con diferentes diseños y colores, que vio la lu el año pasado bajo el nombre de Pair of Thieves, que fundó junto a otros dos papás emprendedores, y que se centran específicamente en los calcetines para hombres y niños (entendido como niños y niñas), vendiéndolos por parejas para ir a juego.

ninos-cash-02VER GALERÍA

La colección resulta especialmente tierna si tenemos en cuenta que la familia Alba-Warren no cuenta con más chicos que con el cabeza de familia: las dos únicas hijas de la familia, Honor-Marie, de 7 años, y Haven, de 4, son el vivo retrato de mamá, y aunque en varias ocasiones ha quedado más que demostrado que el productor es todo un 'padrazo' para sus dos princeas (tres si contamos a su mujer), lo cierto es que él no puede compartir estilo de la misma manera que la actriz y las dos pequeñas, que a menudo suelen llevar prendas parecidas o incluso idénticas.

A pesar de todo, cuando se le pregunta, Cash Warren se deshace en elogios tanto hacia Jessica Alba como hacia Honor-Marie y Haven. En una entrevista con la publicación 'Parents' este mismo verano, este superpapá destacaba la ética laboral de la que ha sido su mujer desde hace siete años, subrayando ser una de las cualidades de la actriz que más le han ayudado a crecer y aprender, especialmente en el papel de ella como businesswoman.

Un vídeo publicado por Pair of Thieves (@pairofthieves) el

Una relación casi tan sólida como la que mantiene con sus pequeñas: "No tengo chicos, así que no sé como es la relación padre-hijo", explicaba en el mes de julio a la revista, "pero sí sé que el lazo padre e hija es muy estrecho. Me recuerdan muchas cosas de mí mismo. Incluso como hombre, me veo reflejado en ellas. Creo que me ayudan a ser un hombre mejor". Su consejo para otros futuros papás: "Cuando nacieron, un amigo me aconsejó cambiar cada uno de sus pañales, porque es un pequeño gesto que puede significar un mundo para la pareja. Así que a otros padres con recién nacidos les aconsejo lo mismo: cambia todos los pañales que puedas". Algo así como el 'un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad', pero en versión baby.

Recientemente, la firma ha lanzado una colección infantil que se vende por separado, sin ir coordinada con la línea de adulto, por lo que el nombre del productor ha vuelto a moverse en los círculos de moda infantil en los últimos meses. Como él mismo reconocía en una entrevista al portal mom.me, la idea del proyecto partió inicialmente precisamente de eso: de crear una colección de moda, aunque fuesen calcetines (y teniendo en cuenta que los calcetines son prendas a menudo unisex, que pueden llevar tanto las mujeres como los hombres), que uniese a padres e hij@s de la misma manera en que se enfocan muchas colecciones para mujeres con niños pequeños.

Al hilo de su papel de superpapá y empresario, el productor concedía otra 'perla' en la misma entrevista: "Me alegra que me prengunten sobre la conciliación, porque creo que es algo que se pregunta a las mujeres emprendedoras con bastante más frecuencia que a los hombres en la misma situación. Y creo que el equilibrio entre familia y trabajo es algo que debería preocupar a hombres y mujeres por igual. En lo que a mí respecta, tiene sobre todo que ver con pasar tiempo de calidad: si estoy con mis hijas, estoy con ellas, y no estoy mirando el correo electrónico o cogiendo llamadas. Si estoy en el trabajo, estoy trabajando. Intento separar ambas cosas lo más humanamente posible, para que ambos mundos no ocupen el mismo tiempo. Los niños requieren de atención total, y no entienden por qué tienes que irte a trabajar. No lo entienden. Así que tienes que asegurarte de que se sientan queridos y apoyados".

Más sobre

Regístrate para comentar