¿Cómo organizan su tiempo libre las familias monoparentales?

Un nuevo portal de ocio fundado en España se orienta exclusivamente a las familias con papás y mamás solteros

Los padres y madres solteros ('singles') y con niños afrontan la difícil tarea de llenar las horas de ocio de los más pequeños en solitario, sin poder dividirse el tiempo libre entre dos, y por tanto reduciendo también las horas dedicadas a uno mismo. En las consideradas familias 'tradicionales' -al menos en la manera en que se entendían antes las unidades familiares-, este equilibrio suele estar mejor repartido, especialmente desde la incorporación de la mujer al trabajo y también del auge de la crianza entre los padres, un movimiento que ha llevado a papás de todo el mundo a involucrarse plenamente en la educación de los niños: desde que nacen, siguiendo técnicas como el método canguro, hasta que toca llevarles al médico o al colegio a diario.

ninos-singles-01VER GALERÍA

Para dar respuesta a esta pregunta (de qué manera los papás y mamás singles organizan el tiempo libre con los 'peques'), la iniciativa fundada por una emprendedora española, Mari Carmen Rius, pretende, al menos dejar las espaldas cubiertas de las familias monoparentales de Cataluña, que es precisamente el radio de acción de su proyecto, Op&Kids. Un portal de ocio exclusivo para padres y madres solteros y con niños, y que surge después de que esta empresaria detectase que muchos papás y mamás sin pareja cambiaban sus hábitos de ocio familiar tras comenzar una nueva etapa. "Mi percepción era que, cuando las parejas jóvenes se separaban, las salidas de ocio con el grupo de amigos con el que habitualmente salían mientras estaban en pareja eran cada vez menos frecuentes", nos explica la fundadora de Op&Kids. "Al principio sí, incluso más de lo habitual, ya que los amigos se vuelcan en esas personas después de la separación. Pero con el paso del tiempo es cada vez menos habitual, hasta el punto de que a veces dejan de contar con ellos".

Junto a las nuevas rutinas de la familia monoparental, lo que esta empresaria detectó a la hora de fundar su proyecto de ocio familiar fue también un desajuste entre las familias de siempre del círculo de amigos, y la nueva familia con un padre o madre soltero. "A veces con otras familias, llamémoslas 'tradicionales', surgen comentarios de pareja, bromas de pareja… que a la larga a una persona que se acaba de separar o incluso enviudar, incomodan. Es gente joven que quiere salir y divertirse, pero que tiene una gran responsabilidad añadida: un hijo o hijos pequeños".

Las actividades de Op&Kids cuentan con transporte y las familias van siempre acompañadas de un coordinador de grupo y un monitor encargado de jugar, cuidar y unir a los más pequeños. El único requisito para solicitar una plaza es estar sin pareja y formar una unidad familiar con niños. "Unos acumulan malas experiencias con su anterior pareja, otros enviudaron jóvenes, otras son madres solteras. Incluso también hay tíos y tías solos con sus sobrinos, o abuelos y abuelas con sus nietos". Las actividades de ocio son las mismas que podría hacer cualquier otra familia, con la diferencia de que el ocio se puede organizar de dos maneras: con actividades por separado, donde los niños están acompañados de un monitor infantil que se encarga de que ningún niño se quede rezagado, mientras que los mayores hacen su propia actividad, también con un coordinador de grupo; o bien con actividades en las que participan el papá o la mamá con su 'peque' para hacer equipo, y que suelen "ser salidas en las que el grupo sale y regresa en autocar, para ir ya juntos desde un principio, no cada uno en su coche". Es decir, la idea es cultivar la sensación de unidad dentro del grupo, entre familias con afinidades o situaciones comunes.

¿Podemos hacer cosas que no haríamos en una familia más grande?

"En principio, el ocio es el mismo que tendría lugar en cualquier tipo de familia, pero organizado de un modo diferente", puntualiza Carmen. "Se hace hincapié no sólo en que los niños se lo pasen bien, sino también los padres. Que la diversión sea para todos, ya que normalmente en las actividades de ocio familiares se mira mucho que los niños disfruten pero los papás y mamás quedan bastante olvidados".

Los beneficios de este tipo de actividades son por tanto por partida doble: por un lado se fomenta el concepto de pertenencia al grupo, "de no sentirse solo, de ver que hay muchas más personas que están en la misma situación, que han pasado por lo mismo y hablar de ello con gente afín", explica Carmen. Por otro, los 'peques', que ven "que hay otros niños que viven habitualmente sólo con papá o con mamá como ellos. Los ven como a iguales".

¿Pueden estos grupos ayudar a rehacer la vida de los padres?

Una de las dificultades añadidas de encontrarse solteros después de tener familia es encontrar oportunidades nuevas donde conocer gente, cuando la mayor parte del tiempo lo ocupan los niños, y sobre todo si normalmente se hacen planes con otras familias: el círculo de personas nuevas se reduce, y es más complicado encontrar pareja. "Pienso que parte del 'problema' de los papás y mamás singles a la hora de rehacer sus vidas es que tienen una responsabilidad enorme añadida, y es la del hijo o hijos pequeños, y que están solos en el día a día. Evidentemente no pueden entrar y salir como una persona sin las mismas responsabilidades. Poder conocer a personas nuevas se hace más difícil; no imposible por supuesto, pero sí más difícil. El hecho de salir con gente afín a ellos en ese aspecto les da ventaja. No es el objetivo de nuestra iniciativa, pero si surge, lo celebraremos con ellos, eso está claro".

Más sobre

Regístrate para comentar