'Dresscode' premamá para ir a la oficina

Elegimos algunas de las piezas más 'cool' de las colecciones premamá de este otoño para construir el perfecto 'look' de oficina

Si bien saltarse el protocolo durante el embarazo es más que aceptable en una boda, hay otras situaciones en que tenemos que vestir formalmente, y no queda más remedio que seguir unas cuantas normas, adapatadas al look premamá. Una de ellas es en la oficina, una situación en la que el dresscode puede cambiar dependiendo del lugar de trabajo, la posición dentro de la empresa, la estación y también el trimestre en el que estemos: para que las prendas maternity no se conviertan en un puzzle a lo largo de estos nueve meses, lo mejor es plantarse delante del aramario y hacer una lista con las prendas que son indispensables para 'navegar' durante este período en el que combinar embarazo y trabajo.

1. Jersey de punto fino en color rojo ladrillo, con aberturas laterales y manga larga, de H&M. 2. Pantalón superelástico en color rojo teja en sarga lavada y cinturilla elástica, de H&M. 3. Blusa en color óxido con manga larga que se puede sujetar a la altura del codo, de Loft. 4. Conjunto de básicos premamá de Mamalicious que incluye dos camisetas básicas en negro con cuello redondo y manga tres cuartos, una camiseta blanca sin mangas y pantalónes en negro con cinturilla ajustable. 5. Vestido con cuello vuelto, de H&M.

En este procese, el trimestre es fundamental. De hecho, es probable que en los primeros meses ni siquiera se anuncie el embarazo a los compañeros de trabajo, excepto quizá a algún amigo cercano. En este primera etapa la silueta no pasa por cambios drásticos más allá del aumento de pecho y quizá ligeramente la tripita, por lo que se pueden seguir usando las prendas habituales del armario, quizá añadiendo una goma o un elástico de quita y pon adaptable a la cinturilla del pantalón, que permita que nuestro pantalón de trabajo sea algo más holgada y podamos seguir utilizando los pantalones de siempre unas semanas más, dependiendo de cuándo y cómo se ensanche la cadera. Si la talla cambia, se puede invertir en un pantalón básico en color gris o negro, con cintura por encima o debajo del vientre, unos vaqueros o unos leggings premamá.

1. Vestido elástico en color óxido con escote en la espalda y manga larga, de New Look. 2. Falda vaquera premamá, de Mamalicious. 3. Blusa de manga recogida al codo en color azul, adaptable a la etapa de lactancia, de Mamalicious. 4. Camiseta básica de algodón en color blanco con drapeado en los laterales, de New Look. 5. Conjunto básico para premamás, con leggings que cubre la tripita y camiseta negra de tirantes en liso. De New Look.

Las prendas neutras y básicas son clave a la hora de ceñirse al dresscode de oficina, como por ejemplo un traje sastre premamá o unos pantalones en gris oscuro o negro, especialmente si tenemos en cuenta que aún podremos seguir usando muchas prendas del armario habitual durante bastante tiempo, para dar algo más de vidilla a un look más serio, como un blazer o un cardigan calentito, unos zapatos con color o un statement necklace, que le de la vuelta a la combinación de camisa + pantalón básico.

LOOK 1: Sudadera de felpa para el embarazo y lactancia con pantalón negro con entrepierna de 78 cm., de Vertbaudet.

LOOK 2: Chaqueta larga de punto para premamás en color crema, y vestido con efecto denim, de Vertbaudet.

LOOK 3: Túnica con efecto transparente en color azul, manga larga y cuello barco. De Loft.

Puedes darle un giro al pantalón de toda la vida optando por incluir dos modelos con corte diferente en tu selección de prendas premamá (por ejemplo, un corte recto, más formal, y otro pitillo con corte al tobillo), o complementar este tipo de prendas más 'aburridas' con unas cuantas camisas o tops de colores, especialmente cuando el 'uniforme' de oficina requiere americana.

1. Falda midi premamá en tejido elástico y con cinturilla elástica y abertura en el lateral, de Bluebell Maternity. A la venta en Asos. 2. Falda premamá Line, de Tees by Tina, súper elástica y de una pieza (sin costuras), con diseño en negro por encima de la rodilla. A la venta en Nordstrom. 3. Falda lápiz en color negro en Spandex, con largo a la rodilla, de la línea de Jessica Simpson para Motherhood. 4 y 5. Pantalones Secret Fit Belly de estilo sastre con largo al tobillo y cintura ajustable por encima y debajo de la barriguita. A la venta en Motherhood.

La lista de básicos office:

1. Pantalones en color oscuro, que combinen con todo, ya sean vaqueros, chinos o sastre, dependiendo del lugar de trabajo. Mejor que sean de un tejido natural y transpirable, evitando los acrílicos.

2. Falda elástica de punto, o vaquera dependiendo del dresscode, también en un tono neutro.

De izquierda a derecha: vestido-jersey en color rojo con largo a medio muslo; little black dress de punto de canalé, con manga tres cuartos y bajo redondo; vestido de punto suave en azul turquesa oscuro, con manga japonesa y nudo drapeado a un lado. Todo de la línea maternity de H&M.

3. Una americana estructurada con un buen corte, que llegue a la cadera.

4. Un cardigan de punto calentito, envolvente y que cubra el baby bump.

5. Camisas o tops premamá en un color básico, como el blanco, además de alguna que otra pieza con más color si tenenmos que animar un look con pantalón y chaqueta más serios.

6. Un vestido maternity. Suelen ser muy resultones, y se puede optar por el diseño elástico, con falda ajustada o ligeramente volada; por un vestido de corte imperio o wrap, que se pueden llevar desde el primer hasta el último día ya que ambos acomodan la barriguita premamá mejor que ningún otro corte; el vestido jumper, de punto y más abrigado, presente en muchas de las colecciones premamá de este otoño; o el vestido con escote diseñado para ajustarse también a la lactancia, y que permite seguir usando el traje una vez nazca el bebé.

¿Cuáles han sido tus trucos premamá para ir a la oficina?

Más sobre

Regístrate para comentar