Ryan Reynolds, Justin Timberlake y otros 'celebrity dads' que no pueden parar de hablar de sus hijos

La paternidad, y sobre todo hablar largo y tendido de ella, está de moda entre los papás más famosos

Desde el nacimiento de su hija James en enero (después de un embarazo de lo más estiloso por parte de Blake Lively), y a pesar del secretismo que ambos han guardado en torno a la identidad de la pequeña -su primera imagen no llegaba hasta mayo, y sólo le veíamos la manita-, Ryan Raynolds no puede parar de hablar de su bebé: no hay plató de televisión ni entrevista por la que haya pasado en los últimos meses en la que no acabe dedicando unos cuantos minutos a hacer bromas sobre la pequeña, contar algún que otro 'secretillo' y desvear cosas sobre su nuevo papel de papá. Es decir: se le cae la baba.

Una foto publicada por Ryan Reynolds (@vancityreynolds) el

Incluso durante sus primeros meses en casa, cuando los bebés tienen un patrón de sueño que les hace despertarse a menudo a horas intempestivas, el actor no dejaba de cantar a los cuatro vientos lo increíble que resulta la experiencia de ser papá, comentando en una entrevista que culquier otra cosa que amenazase con despertarle cada 45 minutos, probablemente no se llevaría la misma sonrisa que le dedicaba a su hija noche sí, noche también. "Cuando te despierta un bebé, es lo mejorque te ha ocurrido en la vida". Hace poco el actor revelaba también que la primera palabra de su hija no ha sido sido otra que 'mamá' -"aunque también me llama mamá a mí, así que no es mérito de Blake", puntualizaba-, además de contar a medio mundo sus anécodotas más divertidas sobre la paternidad, como por ejemplo la primera vez que tuvo que ponerle el termómetro a James, o cómo a menudo le susurra 'profesiones normales' al oído, "para evitar que elija una carrera dentro del showbusiness".

Una foto publicada por Justin Timberlake (@justintimberlake) el

Las hilarantes y tiernas declaraciones de Ryan Reynolds no son las únicas muestras de amor de los celebrity dads de Hollywood hacia sus hijos: otros papás recientes, también muy famosos, no pueden evitar 'derretirse' frente a las cámaras o en las redes sociales cada vez que se les pregunta por su reciente paternidad, o comparten un foto de sus pequeños en Twitter o Instagram. Uno de estos papás que acaba de estrenarse en la difícil tarea de cambiar pañales y dar biberones de madrugada es Justin Timberlake, que daba la bienvenida a su primer hijo junto a Jessica Biel, Silas, en abril. "Es la cosa más increíble, alucinante e inimaginable que te puede pasar", afirmaba en el plató del programa Tonight Show conducido por Jimmy Fallon. El cantante también confesaba orgulloso que la primera palabra de su hijo había sido dada (como dad, o 'papá' en inglés), una interpretación algo precoz, teniendo en cuenta que el pequeño aún no ha cumplido los seis meses de edad.

También muy emocionantes son las palabras que Chris Pratt dedicaba a su hijo Jack el pasado diciembre, durante una charla en California. Jack, que acaba de cumplir tres años, nació prematuramente en el verano de 2012 con un peso inferior al kilo y medio, y tuvo que pasar sus primeras semanas en una incubadora. Un trago que costó superar, pero que ha sido recompensado con creces. "He hecho toda clase de cosas increíbles como actor. He saltado desde un helicóptero y he jugado al béisbol en un estadio profesional. Pero eso no significa nada comparado con ser el papá de alguien."

Una foto publicada por David Beckham (@davidbeckham) el

Además de estos papás 'noveles', entre los veteranos también encontramos a quienes hablan largo y tendido sobre la experiencia de ser padres, como Hugh Jackman, que en alguna ocasión ha reconocido tener que haber recorrido un camino largo y difícil en la adopción de sus dos hijos, Oscar y Ava, tras conocer la noticia de que él y su mujer, Deborra Lee-Furness, no podían concebir biológicamente, o David Beckham, quien, desde que se unió a Instagram por primera vez hace unos meses, no ha parado de compartir fotos de sus cuatro hijos, haciéndose eco de sus pequeños grandes éxitos, como los avances en el mundo de la moda de Brooklyn, o las maratones en las que participa Romeo.

La pequeña del clan, Harper, parece ser el ojito derecho de David y a menudo protagoniza las anécdotas más divertidas: desde el día que le peinó con lazos en el pelo la mañana después de su 40 cumpleños, hasta el momento en que el deportista y fashion icon desveló que su hija pensaba que estaba 'gordito'. Beckham, ahora retirado del campo, también ha reconocido dedicar gran parte de su día al cuidado de sus hijos, incluido el llevarles y traerles a los sitios, "como un taxista".

Más sobre

Regístrate para comentar