Lactancia vs. biberón: Un debate que incendia también las redes sociales de las 'celebrities'

Al igual que David Beckham, Coco Rocha ha vivido su particular 'lluvia de críticas' en Instagram después de desvelar que su hija bebe leche de fórmula en lugar de leche materna

La hija de seis meses de Coco Rocha, Ioni, es una de las estrellas noveles de las redes sociales: con un perfil en Insagram propio, creado incluso antes de nacer -la primera foto es de la modelo, embarazadísima, con un pijama de hospital-, Ioni ya ha estado sentada en primera fila de la fashion week de Nueva York, posa a menudo acompañando a la modelo en sus sesiones de maquillaje, y tiene nada menos que 44 mil seguidores en la red social (aunque aún bastante lejos del millón de seguidores de mamá). Con estos credenciales, no sería de extrañar que la hija de la top se convirtiese también en modelo, eso sí, cuando aprenda a dar sus primeros pasos.

moda-coco-01VER GALERÍA

A pesar de los 'ojazos' y la simpatía de la 'peque', Coco se ha visto envuelta estos días en una polémica que poco tiene que ver con la ternura que derrochan las fotos de su hija: todo comenzaba hace una semana, cuando la modelo compartía en su perfil de Instagram una captura de pantalla de una conversación por mensajería instantánea en su teléfono móvil. La conversación en cuestión ponía en contacto a la modelo con el servicio GoButler, una app de 'recados', por decirlo de algún modo, que permite solicitar prácticamente cualquier cosa a un asistente personal online: desde que nos hagan la compra y nos la traigan a casa, hasta que nos lleven un traje a la tintorería. La petición de la modelo no era otra que disponer de leche de fórmula en la recepción de su hotel en Oahu, en Hawai. Un mensaje que no debería dar mucho más de sí, y que sin embargo 'incendiaba' el perfil de la top canadiense durante sus vacaciones en la isla, con críticas entre sus seguidores en torno su decisión de no dar de mamar a su bebé. Desbordada por los comentarios, la modelo acababa compartiendo, horas después, una imagen de Ioni tomando el biberón, en la que explicaba largo y tendido los motivos de su decisión (después de cinco meses de lactancia materna, la leche había dejado de subir de manera natural), dando detalles además del peso y crecimiento de su bebé: en las pocas semanas en las que su hija lleva bebiendo leche de fórmula, la pequeña había ganado 900 gramos y más de dos centímetros y medio de estatura, y estaba en el percentil 90.

¿QUÉ 'CELEBRITY MOMS' SON DEFENSORAS DE LA LACTANCIA?

Éste no es el primer caso de padres que tienen que defender sus métodos de crianza tras verse atacados en las redes sociales o en los medios. Este mismo verano, David Beckham pasaba por una situación parecida después de ver publicado un artículo en el diario británico 'Daily Mail' bajo el título “¿Por qué Harper, de cuatro años, usa chupete? Expertos aconsejan a David y Victoria Beckham que su hija podría tener problemas en los dientes y en el habla si continúa utilizándolo”. El ex futbolista reaccionaba de manera similar: volcando su opinión en Instagram (donde tiene doce millones de seguidores), defendiendo el derecho de su hija a llevar chupete si 'no se encuentra bien un día', e indicando que nadie tiene el derecho de criticar a otros en su tarea como padres. Algo que coincide al cien por cien con lo que aconsejan los expertos en crianza: en 2011, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría elaboraba una revisión de las recomendaciones e investigaciones internacionales sobre el uso del chupete, y entre sus principales conclusiones, la más clara era ésta: la decisión de usar o no chupete es exclusivamente de los padres.

La polémica en torno a la lactancia materna que ha vivido Coco Rocha estos días (y que seguramente le aguó el principio de las vacaciones), no es exclusiva de las mamás que dejan de dar de mamar tras los primeros meses: las madres que se deciden por prolongar la lactancia hasta una edad más tardía, a veces los tres o cuatro años de edad, a veces también se ven en el ojo del huracán, independientemente de que su caso sea el opuesto al de comenzar a dar leche de fórmula a una edad temprana. A este respecto, el pasado mes agosto, y a propósito de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la OMS recordaba que sus recomendaciones en este terreno -y que coinciden con las de la Asociación Española de Pediatría, además de UNICEF y otras asociaciones científicas-, pasan por mantener una alimentación exclusiva con leche materna en la primera etapa tras el nacimiento del bebé, es decir, hasta los seis meses de edad, complementándola después con otros alimentos y una dieta variada hasta los 12 o 24 meses, pudiendo mantenerla todo el tiempo que madre e hijo deseen. La decisión sobre cuando es mejor darla por terminada, indicaban entonces, es también, en este caso, exclusiva de los padres.

Más sobre

Regístrate para comentar