Nueve actividades que podemos hacer con los niños en la recta final del verano

Desde una guerra de globos de agua a una sesión de cine al aire libre. ¿Has decidido ya cómo vas a despedir el verano con los 'peques'?

Queda poco más de una semana para que los primeros niños españoles vuelvan a incorporarse al 'cole', de vuelta de las vacaciones. La gran mayoría de colegios abrirán sus puertas el día 10 de septiembre, exceptuando los de Extremadura y Cataluña, que harán cuatro días más tarder, el lunes 14. Aunque el verano propiamente dicho aún se prolongue varias semanas más -incluido el conocido como veranillo de San Miguel, esos días de transición en los que comienza a notarse la entrada del otoño pero que aún son bastante cálidos-, lo cierto es que para los 'peques' de la familia, y también para los padres, el incicio de las clases significa el final de la temporada estival. En este tramo final de las vacaciones, aún queda tiempo para hacer algunas cuantas actividades divertidas en familia. Te proponemos nueve ideas para antes de la 'vuelta al cole'.

ninos-verano-01VER GALERÍA

1. Comerse el último helado del verano. Pasando primero, eso sí, el test de los helados saludables. El verano es la época del año en la que se dispara el consumo de helado -aunque los españoles seguimos tomándolo durante todo el año, como postre-, así que hay que elegir bien qué sabores queremos disfrutar en este tramo final de las vacaciones. Puedes aprovechar para hacerlo en casa con los niños: algunas recetas, como el de chocolate, son muy fáciles de hacer y requieren muy pocos ingredientes, al igual que estos otros 'snacks' de verano.

2. Darse un chapuzón en la piscina. No importa si es nuestra, de unos amigos o municipal: hasta dentro de nueve largos meses no podremos volver a disfrutar de las horas en la 'pisci', algo que los niños seguro echarán de menos a medida que los días se vayan haciendo cortos o más fríos, y tengan que enfrentarse a deberes y actividades extraescolares. Ni siquiera las piiscinas cubiertas consiguen reemplazar del todo los días en familia que pasamos en la piscina durante los meses de verano. Importante no olvidarse que incluso aunque los rayos del sol comiencen a tener un ángulo de incidencia cada vez más bajo, aún es necesario utilizar una crema con factor de protección solar apta para toda la familia, a poder ser con un índice igual o superior a 30.

3. Organiza una fiesta de fin del verano. Los amigos de los niños cambian durante las vacaciones: durante el curso escolar, son los compañeros de clase con quienes comparten aventuras y juegos, mientras que en vacaciones es normal tener una 'pandilla' a la que sólo se ve tres meses al año. Organiza una fiesta al aire libre para que los 'peques' se despidan del verano por todo lo alto: puedes proponer que cada niño traiga un disfraz casero, o tener a mano pinturas de colores. Globos, guirnaldas y unos cuantos snacks harán el resto. Si se trata de un grupo cerrado de amigos, seguro que otros papás y mamás también querrán sumarse a esta iniciativa, organizando una merienda pot-luck para los niños.

4. Cine de verano. Muy popular en las localidades pequeñas, aunque también es posible encontrarlo en ciudades como Barcelona o Madrid, el cine de verano solamente se vive eso: en verano. Elige una película familiar y lleva a los 'peques' a disfrutar de las aventuras de sus personajes preferidos en pantalla grande, bajo un cielo lleno de estrellas.

5. Mandar postales. Especialmente si aún estáis de vacaciones: a la abuela, a los primos o incluso a los amigos con los que se reencontrarán dentro de pocos días en la urbanización o en el colegio. Enviar postales hace tanta ilusión a los niños como a quienes las reciben, y los últimos 'coletazos' de las vacaciones veraniegas son el momento perfecto para tenerles entretenidos eligiendo sus postales favoritas, redactando y llevando las cartas al buzón.

6. Guerra de globos de agua. El único equivalente de invierno a la guerra de globos de agua sería la guerra con bolas de nieve... y hay que esperar a que nieve. Organiza a los 'peques' en grupos, llena unos cuantos globos de colores con agua... ¡y listo! No olvides vestirles con ropa cómoda y que puedan ensuciar sin problema. Y, sobre todo, que se seque rápidamente, como por ejemplo unas bermudas o camiseta de algodón, o directamente un bañador. La alternativa: las pistolas de agua, que también valen.

7. Manualidades al aire libre. Hay algunas manualidades que es mejor realizarlas al aire libre, por ejemplo, teñir una camiseta vieja con la técnica del tie-dye. Puede resultar algo engorroso si se realiza dentro de casa.

8. Visita a la granja. Hay muchas granjas que organizan visitas aptas para familias y niños, donde es posible conocer de primera mano cómo funcionan o simplemente tocar y ver animales de granja de primera mano. Elsa Pataky, por ejemplo, organizó el cumpleaños conjunto de sus tres hijos en una granja de este tipo: es un plan perfecto para niños, inculcándoles el respeto por los animales y la naturaleza. Eso sí, mejor hacerlo en verano, cuando podemos disfrutar de pleno de las excursiones al aire libre, sobre todo si las temperaturas han comenzado a descender y no hace tanto calor fuera de casa.

9. Deporte el aire libre. Hay ejercicios como el yoga para niños, que pueden hacerse dentro y fuera de casa, en un jardín y con la simple ayuda de una esterilla. Otros requieren de otros elementos, por ejemplo los patines o la bicicleta, y solamente puede hacerse en el exerior, preferiblemente con buen tiempo y sin que haga mucho calor. Los últimos días del verano nos regalan las condiciones perfectas para hacer deporte fuera de casa con los 'peques', sin agobios y sin prisas.

Más sobre

Regístrate para comentar