¿Qué libro infantil es el preferido por los 'profes' británicos?

Una lista elaborada por quinientos profesores enumera los cien títulos clave que todos los niños deberían leer antes de cumplir los once años

'Charlie y la fábrica de chocolate', el mítico libro que Roald Dahl publicaba en 1964, cumplió cincuenta años el año pasado. En estas cinco décadas, las aventuras de Charlie Bucket y Willy Wonka han dado qué hablar en varias ocasiones, casi siempre coincidiendo con alguna fecha clave, como el estreno de la película imaginada por Tim Burton y Johnny Depp, o su más reciente aniversario en 2014. Las noticias generadas por el bestseller infantil, reportadas a menudo por tabloides como 'The Times' o 'The Guardian', suelen además estar relacionadas con capítulos originales que el autor decidió dejar fuera de la edición final -incluida la aparición de algún manuscrito con escritura especular, es decir, escrito al revés, pudiendo leerse solamente con ayuda de un espejo-, alimentando la curiosidad entre los amantes del libro.

ninos-charlie-01VER GALERÍA

Este clásico de la literatura infantil ha vuelto a ser noticia estos días después de que los 'profes' británicos lo hayan colocado en lo alto de su top 100 con los libros que todos los niños deberían leer antes de terminar la educación primaria. Es decir, antes de cumplir los once años si nos atenemos al sistema educativo del Reino Unido. La lista, elaborada por quinientos expertos en educación infantil, incluye exclusivamente títulos de ficción, tal y como explica al respecto Ann Mroz, editora de la revista 'TES', un suplemento sobre educación del diario 'The Times' que hoy en día se edita semanalmente de manera independiente al periódico, y que ha sido la encargada de publicar la lista de títulos junto con la Asociación Nacional de Profesores de Literatura del país.

"Las historias de ficción enseñan a los niños a navegar por la vida", explica la experta, quien apunta que muchos de los libros elegidos por los profesores "no son alegres, sino que son oscuros y llenos de terror; cuentos de monstruos, o con temas como el abuso, el abandono e incluso la muerte". El clásico de Roald Dahl, único autor que ha 'colocado' dos títulos entre los diez primeros -'Matilda' sería el segundo, y entra directamente a la cuarta posición-, es buen ejemplo de este tipo de literatura 'oscura' para niños, donde sí existen los finales felices, pero no sin que antes sus protagonistas atraviesen situaciones difíciles. La propia revista educativa explica que este tipo de textos pueden ayudar a los niños a procesar pensamientos o emociones complejos. "Estos libros sirven un propósito importante, que es dar a los niños un lugar seguro donde tomar control sobre situaciones difíciles", explica Mroz.

Algunas curiosidades: ninguno de los ejemplares de 'Harry Potter', uno de los libros infantiles más vendidos de todos los tiempos, aparece en la lista definitiva, para desgracia de su autora, J.K. Rowling. Además, de entre los diez primeros títulos, seis han sido llevados al cine, incluidos los cuatro encargados de encabezar el top 100.

Estos son los diez primeros libros para niños elegidos por los profesores del Reino Unido:

1. Charlie y la fábrica de chocolate, de Roald Dahl (1964)

2. Buenas noches, señor Tom, de Michelle Magorian (1981)

3. Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll (1865)

4. Matilda, de Roald Dahl (1988)

5. El grúfalo, de Julia Donaldson (1999)

6. Las crónicas de Narnia, de C S Lewis (1950-1956)

7. La pequeña oruga glotona, de Eric Carle (1969)

8. Vamos a cazar un oso, de Michael Rosen (1989)

9. Peluche, de Shirley Hughes (1977)

10. Donde viven los monstruos, de Maurice Sendak (1963)

La lista ampliada incluiría otros títulos clave de la literatura universal como 'El Hobbit' de JRR Tolkien, en el puesto 17, los cuentos de hadas de los hermanos Grimm, en el 21, 'Cenicienta' de Charles Perrault, 'Bichos y demás parientes', del naturalista Gerald Durrell, o la serie completa de libros de Asterix y Obelix, de Rene Goscinny y Albert Uderzo.

Más sobre

Regístrate para comentar