Ideas de peinados para hacer a las niñas este verano

Trenzas, moños, recogidos y coletas: el objetivo es que las 'peques' no pasen calor en los meses de vacaciones

Trenzas, como Elsa en 'Frozen', pelo suelto como Ariel, un moño como Bella en 'La Bella y la Bestia'... Si las mamás se inspiran en el streetstyle y las pasarelas para peinarse cada día, y también en las ocasiones especiales, las más 'peques' de la casa hacen lo mismo pero con algunos de sus personajes favoritos. Conseguir que las pequeñas de la familia lleven un peinado de pricesa este verano es más fácil de lo que parece: los moñitos, las coletas y las trenzas están de moda, y permiten a las niñas estar fresquitas, sin tener que 'sufrir' peinados muy tirantes o incómodos. ¿Quieres ver algunas de las tendencias propuestas por las mommy bloggers expertas en peinados?

Una foto publicada por Jill Ehat (@jehat) el

Una de las mamás más famosas de la blogosfera en lo que se refiere a peinar el pelo de las más pequeñas es Jill Ehat (@jehat), mamá de dos gemelas de siete años de larga melena rubia, y que tiene un canal de YouTube con tutoriales donde enseña como hacer los complejos trenzados de sus hijas, y acumula ya más de cien mil seguidores en Instagram. Es precisamente en esta red social donde vemos un auténtico muestrario de ideas que son fáciles de hacer en casa (y otras no tanto), aunque hoy nos vamos a centrar en las más sencillas, y, sobre todo, veraniegas. Un ejemplo: este peinado 'playero' con dos moñitos simétricos, con cabello partido con raya al centro, recogidos en lo alto. Comienza haciendo dos coletas altas, trenzadas y enrolladas sobre sí mismas. La trenza de la derecha es sencilla, la de la derecha, dos trenzas enroscadas sobre sí mismas, una en torno a la otra.

Para niñas más pequeñas, o con pelo más corto o fino, los moñitos también funcionan y también son un peinado 'exprés' muy coqueto: únicamente hay que cambiar la altura a la que se recoge el cabello, para no dañarlo haciendo un peinado demasiado tirante, así que mejor si es sobre la nuca que en lo alto de la cabeza, dejando unos mechones cortos sueltos al frente, o flequillo.

Una foto publicada por Jill Ehat (@jehat) el

La trenza es un clásico del verano, también para las niñas, ya que permite llevar el pelo recogido con algo más de estilo que una simple coleta. Ésta, por ejemplo, es una trenza lateral sobre pelo mojado, que comienza siguiendo la línea del pelo a un lado de la frente, con la técnica de la trenza francesa o de raíz más clásica, para cambiar a la trenza tipo fishtail, 'cola de pez' en inglés, y más conocida como trenza de espiga en España. Comienza dividiendo el cabello en tres mechones, y entrecrúzalos una vez. Repite lo mismo añadiendo cada vez mechones nuevos, hasta abandonar la raíz del pelo, a la altura de la oreja, siguiendo en una trenza de espiga. Puedes ver cómo hacer una trenza de espiga en este vídeo.

Una foto publicada por Jenni (@jennishairdays) el

Más trenzas, estas, para niñas con pelo largo: una propuesta de @jennihairsdays, una mamá finlandesa de tres niñas, y que es toda una experta en cabello trenzado, con algunas creaciones que se convierten en auténticos laberintos de pelo rubio, incluida la 'trenza serpiente', que hace varios giros en torno a la cabeza antes de convertirse en una trenza convencional, o las coronas trenzadas sobre melena suelta, en cascada. Entre sus propuestas vuelta al 'cole' (en Finlandia los colegios son diferentes que en España, y también tienen calendarios algo distintos), esta mamá con 33 mil seguidores en Instagram propone una trenza que comienza en un lado de la sien siguiendo la raíz del pelo, enroscando dos secciones de pelo sobre sí mismas y la una en torno a la otra, añadiendo nuevos mechones a medida que avanza el peinado. La trenza acaba en una coleta que se vuelve a dividir en dos mechones, que se enroscan sobre sí mismos siguiendo las agujas del reloj, y después uno sobre otro, en sentido contrario.

Para darle un toque de color, puedes acabar el peinado usando varias gomas elásticas de diferentes colores, además de lazos largos para el pelo, trenzados junto con el cabello, o la opción más económica: lana de colores intercalada en una sencilla trenza de espiga. El resultado es espectacular y no pue resultar más sencillo. La idea es de @corycam2877 vía @luxyhair.

Una foto publicada por Cory 💋 (@corycam2877) el

Si antes decíamos que la coleta es más aburrida que la trenza eso es porque aún no habíamos llegado a las propuestas 'coleteras' de las mommy bloogers que tienen este peinado entre los preferidos para sus 'peques', incluida esta coleta baja que parte de la nuca, coronada por una doble trenza en holandesa, es decir, una trenza francesa invertida que en lugar de trenzarse hacia afuera se trenza por debajo. El cabello se puede dividir con una raya en medio no muy definida, y rematar con un lazo de colores o con glitter para conseguir el efecto princess definitivo. La propuesta es de Carla Massari (@mimiamassari), una mamá brasileña de dos niñas de nueve y siete años.

Uno de los peinados 'exprés' que no fallan entre mayores y 'peques', y el último en nuestro repaso de peinados rápidos para no pasar calor este verano, es el moño alto, de tipo bailarina de ballet, también conocido como 'moño donut' precisamente por su forma redonda con un agujero en el centro. Para elaborarlo se necesita una goma gruesa de espuma, especial para este tipo de peinados, con un agujero por el que se pasa una primera coleta convencional. Una vez distibuido el pelo sobre el donut, hasta cubrirlo por completo, fijamos el cabello con una segunda goma exterior, y lo enroscamos sobre sí mismo, fijando las puntas con horquillas. Un peinado muy fácil para hacer en casa, que se puede adornar con un lazo o con una pequeña trenza en la base

Una versión más económica de este peinado sería el moño con calcetines (limpios, claro), y que es uno de los peinados más populares de YouTube en cuestión, acumulando millones de visitas, quizá porque resulta divertido de hacer con los niños y siempre da buenos resultados. Lo único que necesitas es una pareja de calcetines que no vayas a usar, a los que tendrás que cortar la punta, para poder enroscarlos, primero uno sobre sí mismo y después uno dentro de otro. La idea es que al final quede un grueso 'donut' que haga las veces de la versión 'oficial' de espuma que se suele utilizar para estos peinados.

Para adaptarlo a la cantidad de pelo de niñas muy pequeñas se pueden usar calcetines de bebé o de niño, como propone esta mamá en su cuenta de Instagram (@christinfink):

Una foto publicada por Christin Fink (@christinfink) el

Más sobre

Regístrate para comentar