Premamás y playa: Las tendencias más 'cool' para futuras mamás

Te enseñamos cinco maneras de ir a la playa luciendo tripita este verano

Como casi todas las prendas de maternidad, la ropa de baño premamá es una pieza que pasará al fondo del armario una vez superado el verano -a menos que hagamos natación durante el resto del año-, y posiblemente no volvamos a sacarla de ahí hasta bastante más tarde, si nos toca volver a pasar unos meses de calor en pleno embarazo, o quizá nunca, si nos decidimos a no volver a aumentar la familia una vez nazca el bebé. Por eso, por esta temporalidad, es por lo que muchas futuras mamás se plantean si resulta una buena idea o no el invertir en una pieza de baño premamá, o por el contrario seguir usando los bañadores y bikinis que ya teníamos en el armario.

ninos-premama-02VER GALERÍA

Una de las claves para responder a esta pregunta pasa necesariamente por el trimestre en que nos encontremos, que coincida con los meses de junio a septiembre, y también cuánto peso y cómo lo hayamos cogido, especialmente antes de entrar en la recta final. No todas las mujeres son iguales, y aunque es común que el pecho gane volumen, y la cintura y las caderas se ensanchen ya en el primer trimestre de gestación, para algunas mamás resultará más sencillo adaptar piezas de baño a su nueva silueta que a otras, tanto en los diseños de una pieza como los bikinis, especialmente si cuentan con tirantes y culotte ajustables. ¿Sabes qué tendencias baby se llevan este verano?

ninos-premama-01

BAÑADOR Y TANKINI: Bañador en color liso negro, y escote halter -uno de los más populares en moda de baño premamá-, y tankini con topos blancos sobre azul marino y tirantes ajustables, marcando el pecho con un diseño imperio en forma de drapeado. De Mothercare.

1.) EL TANKINI. O lo que es lo mismo: camiseta + braguita. Es un tipo de bañador 'noventero', que se ha puesto de moda entre las premamás, y es ideal para las mamás rookie que quieran invertir en una pieza de baño premamá que de mucho juego, ya que podemos combinar la parte de arriba con la de abajo, creando modelos desparejados o incluso usando culottes de nuestro armario de baño de antes del embarazo.

El tankini es quizá el modelo de bañador premamá más flexible, por reunir en un solo look la comodidad del dos piezas con la del bañador: concebido como una braguita separada de un top más largo que el bikini, el tankini permite cubrir la barriguita con un volante más o menos holgado, un drapeado o incluso una tira que permite ajustarlo por debajo de la tripita. Además, suele incorporar sujección extra bajo el pecho, y resulta mucho más sencillo ir al baño con él que con un bañador convencional de una pieza.

ninos-premama-03

RAYAS, LISO O ESTAMPADO: Tankini de rayas en color blanco y coral, con tirantes, de Mothercare. Bañador de una pieza de aire marinero con detalle de lazo al frente para marcar la forma del pecho, de Mamalicious. Incorpora una pieza ajustable en los tirantes, para pasar del doble tirante al escote halter. Tankini de rayas gruesas en azul marino y blanco, con braguita de tiras gruesas ajustables, de Envie de Fraises. Bañador de una pieza en color liso negro, con fruncidos bajo el pecho y tirantes cruzados a la espalda, de H&M Maternity. Tankini con estampado de barquitos, de Mothercare.

2.) EL DOS PIEZAS CONVERTIBLE. Una buena inversión se mire por donde se mire: estilosos, con estampados geométricos, paisley o de rayas marineras, los dos piezas convertibles, como éste vestido de fiesta también premamá, permiten adoptar hasta tres looks en uno, con una misma pieza de baño. Suelen jugar con dos formatos: con top halter que puede pasar de bikini a trikini, y una braguita a varias alturas, a modo de 'mini', culotte o braguita alta estilo fifties, que se alarga hasta la cintura.

3.) EL BAÑADOR EN 'COLOR-BLOCK'. Una tendencia que aparece en muchas colecciones de moda de baño premamá esta temporada es el bañador de una pieza con detalles en color-block. Funciona a las mil maravillas con los bañadores con detalles a la espalda, como cut-outs de aire deportivo o lazos. Eso sí: al probarte uno -teniendo en cuenta que la figura crece a lo largo de los tres meses que dura el verano-, es posible que las curvas sean muy diferentes entre el momento de la compra y el final de las vacaciones. El bañador de una pieza se ajusta de manera muy diferente a la figura de la embarazada y puede resultar menos favorecedor en el tercer trimestre que el tankini o incluso que el dos piezas. Busca modelos con tirantes ajustables y sujección bajo el pecho, que marque el inicio de la tripita (algo así como un diseño imperio, pero en formato bañador).

ninos-premama-04

'LOOKS' EN 2x1: Bikini de aire deportivo bicolor, con top tipo halter y braguita con cinturilla adaptable, de Envie de Fraises. Traje de baño azul marino o con cuadros, modelo 2 en 1 con tirantes en dos formatos -el primero con copas acolchadas y el segundo con una cinta bajo el busto-, los dos de Mamalicious. Bañador premamá en color-block con lazo en la espalda, de Envie de Fraises.

4.) LA BRAGUITA AJUSTABLE. Jessica Alba ya lo lució en su último embarazo (el suyo es de la firma Seraphine, y acabarían 'bautizando' el modelo bajo el nombre de Jessica Maternity Bikini), y básicamente se trata de un dos piezas que incorpora una banda ajustable en la cinturilla de la braguita. Se puede llevar como un bikini corto o alto, si usamos esta banda para cubrir la tripita. La banda, además, suele de ser de colores reversibles por dentro y fuera, por lo que se puede optar por dos looks diferentes.

5.) El BIKINI NORMAL Y CORRIENTE. Como decíamos al principio, no siempre es necesario hacerse con un bañador específico premamá: muchas celebs, de hecho, lucen tripita de lo más orgullosas incluso hasta bien entrada la gestación, con bikinis convencionales. Eso sí, recomendable probar la parte de arriba antes y quizás subir una talla sobre nuestro tallaje normal, buscando modelos halter que ofrezcan mayor sujección en el pecho. En cuanto a las braguitas: optar por las que tienen tiras ajustables, más cómodas y también más adaptables a las diferentes dimensiones de la cadera, durante los dos primeros trimestres, y culottes tipo pantalón o boxer en el tramo final de la gestación.

Más sobre

Regístrate para comentar