Como 'Parque Jurásico', pero al lado de casa

La paleontología vuelve a estar de moda este verano gracias al estreno de 'Jurassic World', la cuarta entrega de la saga 'Parque Jurásico'

La fiebre de los dinosaurios ha vuelto este verano gracias al estreno de la película de Jurassic World, la cuarta y nueva entrega de la saga Parque Jurásico. La primera cinta, estrenada en 1994 y dirigida por Steven Spielberg, se convirtió en los años 90 en una de las películas más taquilleras, además de una gran favorita entre niños y adolescentes, poniendo de moda la paleontología en medio mundo durante años: tal y como recogía el diario 'El Mundo' hace unas semanas a raíz de este estreno, tras 'Parque Jurásico' (la original, no ninguna de sus dos primeras secuelas), conseguían popularizar a los dinosaurios enrte las nuevas generaciones, y, en palabras de Luis Alcalá, paleontólogo y director gerente de la Fundación Dinópolis, habría incluso profesores en Estados Unidos que asegurarían que "el número de alumnos se multiplicó hasta por cuatro en los años posteriores a la película".

¿Qué polémica fashion ha rodeado el estreno de 'Jurassic World'?

Dinópolis, en la provincia de Teruel, es precisamente uno de los primeros lugares que vienen a la mente si queremos ver dinosaurios de cerca en España, o al menos, lo que queda de ellos. No es Parque Jurásico, pero este parque temático dedicado a la paleontología es el más grande de Europa, y ha congregado a miles de niños desde su apertura en 2001, especialmente si se tiene en cuenta que entre sus muchas actividades está la posibilidad de ver en primera persona un robot con las mismas dimensiones de un T-Rex, tal y como existió sobre la faz de la Tierra hace 65 millones de años. También se puede aprender a extraer los huesos de dinosaurio en una excavación (un plan perfecto para pequeños futuros arqueólogos), además de ver de cerca la réplica de una mandíbula de un tiburón o el esqueleto de un Brachinosaurus en el interior de su museo palentológico.

Muy cerca de Ribadesella, en Asturias, encontramos otro rincón de la geografía española donde es posible ver huesos de dinosaurio ya desde lejos: el Museo Jurásico de Asturias tiene forma de huella, y su interior, la arquitectura del propio edificio recuerda a la espina vertebral y las costillas de un dinosaurio. Entre sus apredes encontramos réplicas a tamaño natural de las especies de dinosaurio que poblaron la zona hace 60 millones de años. Por su parte, el Museo de los Dinosaurios, en la comarca de Pinares, posee una de las colecciones de restos fósiles más importantes de España, y un yacimiento con huellas de dinosaurios de verdad, con más de 130 millones de años de antigüedad.

En Madrid, el mejor sitio para ver dinosaurios es el Museo Nacional de Ciencias Naturales, que posee una sección dedicada a la paleontología y la botánica de la prehistoria, además de impresionantes réplicas de algunos de los fósiles más famosos del mundo. La gran estrella de su exposición: el esqueleto de un Diplodocus.

'DINOS' FUERA DE ESPAÑA

Uno de los destinos turísticos más populares para visitar con los niños, que está a menos de tres horas en avión y que también cuenta con un impresionante repertorio de 'dinos', es el Museo de Historia Natural de Londres, situado muy cerquita del Victoria & Albert Museum, y que posee una extensa colección de réplicas y restos de dinosaurio, con impresionantes esqueletos de Camarasaurus, Tarbosaurus y Gallimimus que aparecen suspendidos del techo, además de un T-Rex robotizado que emite rugidos y que se puede contemplar desde una pasarela.

Para los auténticos fans de estas magnifícas criaturas que una vez habitaron nuestro planeta, la ficción también ayuda a conocer de cerca el misterioreso universo 'dino', incluida la popular saga literaria 'Dinotopía', creada por el escritor e ilustrador James Gurney, que relata las aventuras de una isla escondida, desconocida al resto del mundo, habitada por humanos y dinosaurios. La saga es tan famosa que cuenta ya con más de veinte libros basados en el relato original, además de videojuegos, una miniserie y una película animada. También podemos formar parte de dinovember, una ingeniosa idea surgida de las redes sociales, que propone que cada mes de noviembre los dinosaurios que tenemos por casa salgan de su escondite, e invadan todo. Este año celebran su tercera edición, con un libro editado de por medio.

Más sobre

Regístrate para comentar