Actividades divertidas para hacer con los niños en primavera y verano

¡Estos meses, aprovecha el buen tiempo para hacer actividades en familia al aire libre!

Ahora que por fin ha cambiado la hora, los días se han vuelto notablemente más largos. Las temperaturas también cambian con la llegada de la primavera, y las ganas de hacer cosas fuera aumentan, especialmente si tenemos 'peques' en casa. La Semana Santa, si el tiempo acompaña, resulta perfecta para inaugurar la temporada de actividades al aire libre con los más pequeños. ¿Quieres agunas diver-ideas?

1. Plantad un jardín de verduras. Puede ser de exterior o interior, con un sencillo sistema de cultivo hidropónico que utilice únicamente agua, sin sustrato. Este tipo de 'jardín' funciona especialmente bien con las verduras de hoja verde, como las lechugas, las acelgas o las espinacas, además de hierbas, tomates y pimientos. Si tenéis un jardín exterior, mejor apostar por verduras con raíces más grandes, como las zanahorias.

2. Salid a tomar el sol al parque. El del Buen Retiro, en Madrid, es idóneo para las familias que pasen unas vacaciones urbanas en la capital, aunque en realidad cualquier parque o explanada con jardín resulta perfecta para 'cazar' algunos rayos de sol. Algo de merendar, un frisbee, un balón, una cometa y crema para el sol y ¡listos!

3. Sacad a los fotógrafos que lleváis dentro. Por ejemplo, en una visita al zoo o al jardín botánico. La primavera es la estación más colorida del año, y se presta más que ninguna a sacarle partido a nuestras habilidades con la cámara, incluso entre los más pequeños. Aprovecha para enseñar a los 'peques' el funcionamiento de una cámara tradicional, con revelado de carrete incluido, o de una cámara Polaroid, para sacar fotos instantáneas. Tip: los almendros en flor son un must cuando se trata de admirar la naturaleza con los niños en esta estación.

4. Visita a la granja. Mejor incluso que una visita al zoo es una visita a una granja local, especialmente si es de caracter ecológico y cuenta con espacio de sobra para el cuidado de los animales. Aprovecha para enseñar a los más pequeños el trabajo detrás de las frutas y hortalizas que llegan a la mesa, o para probar huevos frescos de gallinas de corral, en lugar de industriales.

5. Organizad una búsqueda del tesoro. Como las de antes, sobre todo si es al aire libre.

6. Paseo en bicicleta. Una manera única de disfrutar del buen tiempo, hacer ejercicio y aprender a ahorrar dinero y energía. La bici es una de las formas de transporte más ecológicas, y un pasatiempo estupendo para compartir con los niños cuando hace sol. También valen los patines, eso sí, en ambos casos siempre con casco y protecciones en las rodillas y codos.

7. Aprovechad para cocinar si hace malo. Si os tenéis que quedar dentro de casa por la lluvia (al fin y al cabo, 'en abril, aguas mil'), nada mejor para sacarle partido a esas horas bajo techo que ponerse manos a la obra en la cocina. Algunas de las recetas propias de la temporada: las rosquillas o las torrijas.

8. ... o para hacer manualidades. Para seguir con la temática de la primavera y la Semana Santa, podéis empezar por un ramillete de flores de papel de colores, crear murales de espuma con flores en las ventanas o decorar huevos de Pascua.

9. Visitad una finca de fresas. La temporada alta de fresas suele extenderse de marzo a julio. Algunas fincas ecológicas organizan venta directa al consumidor, y admiten las visitas con niños. En algunas incluso podemos recolectar nuestras propias fresas y grosellas en una cesta de mimbre, y llevárnoslas a casa directamente desde la huerta.

Más sobre

Regístrate para comentar