¿Cómo elegir a los padrinos de los niños?

Algunos de los 'peques' más famosos cuentan con padrinos igual de célebres. ¿Sabes quiénes son?

Elegir un padrino y una madrina para los niños es una tradición de raíces religiosas, muy popular en algunos países como España, donde ambas figuras suelen estar presentes en el bautizo del pequeño, aunque no siempre es así: muchos papás y mamás eligen a los padrinos de sus hijos también en el seno de las familias laicas, como un gesto de cariño hacia esas personas especiales, a quienes delegarán la responsabilidad de cuidar los 'peques' en momentos puntuales.

ninos-padrinos-01VER GALERÍA

Para los padrinos, ser elegidos suele considerarse un honor en sí mismo: a pesar de no tener efectos legales -en caso de pasarle algo a los papás, por ejemplo, la responsabilidad de los padrinos es meramente moral y no jurídica-, la relación entre padrinos y ahijados suele afianzarse a lo largo de los años, mientras los niños se hacen mayores y ya incluso en la vida adulta. En la elección de los padrinos, hasta hace muy poco, lo que mandaba eran las tradiciones, siendo un papel destinado casi siempre a los abuelos. Hoy en día, sin embargo, lo más común es que este papel recaiga en otros miembros de la familia o amigos muy queridos de los recién estrenados papás. En estos casos, es importante que los padrinos compartan lazos fuertes con los padres, que tengan unos valores similares (para que puedan formar parte, aunque sea un poquito, de la educación de los niños), y que la relación entre ellos esté equilibrada, tanto en edad como por lazo afectivo; un ejempo: mejor que los padrinos sean dos amigos de la pareja, o dos hermanos, antes que alternar entre unos y otros.

ninos-padrinos-03VER GALERÍA

A la hora de plantear la pregunta a los padrinos elegidos, es importante que a ellos les haga tanta ilusión como a los papás, y que no lo consideren una carga. Un ejemplo de madrina más que orgullosa de su ahijada: la actriz Eva Longoria, en quien recaía el papel de madrina de Harper Seven Beckham, de tres años de edad, tras el nacimiento de la pequeña, y que a menudo aprovecha para mimar a la princesita del clan Beckham. La actriz es un buen ejemplo de familias que eligen a amigos muy queridos para ejercer este papel, algo que parece repetirse entre los 'peques' de los famosos: Jennifer Aniston es la madrina de la hija de Courteney Cox, su compañera de reparto en 'Friends' a lo largo de diez temporadas. También el 'ángel' de Victoria's Secret, Erin Heatherton, que se convertía en madrina de Dixie, la hija de la modelo Lily Aldridge, tras compartir confidencias en el backstage del fashion show más famoso del mundo. Más ejemplos top: Kate Moss se ha encargado de guiar los pasos en su labor como madrina de Iris Law, una de las hijas de Jude Law, quien estaba presente como damita de honor en la boda de la modelo junto a Jamie Hince.

ninos-padrinos-15VER GALERÍA

Hollywood está plagado de padrinos y madrinas famosos y, de hecho, sorprendentes: una de las elecciones más sonadas fue la de Michael Jackson, que elegía como padrinos de sus dos hijos mayores, Paris y Prince Michael, a dos de sus amigos más íntimos, Elizabeth Taylor y Macaulay Culkin. En este caso, la 'norma' de que los padrinos mantengan edades similares no se cumplía a rajatabla. Más casos curiosos: Jake Gyllenhaal, amigo íntimo del desaparecido Heath Ledger, se convertiría en padrino de la pequeña Matilda, la hija de éste junto a Michelle Williams, tras el rodaje de 'Brokeback Mountain', película en la que los tres compartían papeles protagonistas. El propio Gyllenhaal no podría haber contado con mejores padrinos para sí: sus padres, el director Stephen Gyllenhaal y la guionista Naomi Foner, elegían nada menos que a Paul Newman y Jamie Lee Curtis como padrinos, allá por 1980. Steven Spielberg, por su parte, ha hecho 'doblete' en su papel de padrino, en su caso de dos de las actrices más demandadas del starsystem: Gwyneth Paltrow y Drew Barrymore.

¿Qué más padrinos y madrinas curiosos se esconden en Hollywood? Descúbrelo en la galería de imágenes.

Más sobre

Regístrate para comentar