Coco, la hija de Sting, se recupera en el hospital de una fractura en el cráneo

Sting tuvo que abandonar precipitadamente el proceso de grabación de su nuevo disco este fin de semana para acudir junto a su hija Coco, ingresada a causa de una fractura en la cabeza. La joven estaba comiendo con una amiga en un restaurante de Los Ángeles cuando comenzó a sentirse mal, según informó el Daily Mail. Se levantó para ir al cuarto de baño, sufrió, al parecer, un mareo y se cayó, con tan mala suerte que se golpeó la cabeza con una de las sillas. La joven permanece ingresada en el hospital, en observación desde hace varios días.

"Los doctores le siguen haciendo pruebas. Es una herida seria y Coco está bajo supervisión constante", según informó una fuente cercana a la familia al periódico Mail on Sunday. En cuanto se enteraron de la noticia, sus padres se trasladaron inmediatamente a la ciudad para conocer el estado de su hija. Sting estaba en el país americano por lo que llegó antes que su mujer Trudie, quien voló directamente desde Londres.

Coco, nombre con el que se conoce a Eliot Pauline, la tercera de los cuatro hijos que nacieron del matrimonio de Sting con Trudie Styler, ha heredado el talento musical de su padre. La joven, de 18 años, ha firmado un contrato con la discográfica Island Records, con la que prepara su debut discográfico, motivo por el que temporalmente ha trasladado su residencia a Estados Unidos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más