Britney Spears pierde el derecho a visitar a sus hijos de forma temporal

Tras los hechos que tuvieron lugar la madrugada del martes, la custodia de los hijos de la cantante recae únicamente en su ex marido, Kevin Federline

Tras negarse a entregar a sus dos hijos a su ex marido en la hora prevista y ser detenida por la policía en su casa de Los Ángeles, Britney Spears ha recibido una nueva mala noticia. En una vista celebrada con carácter de emergencia, Scott Gordon, el juez que lleva el caso del divorcio entre la cantante y su ex marido, Kevin Federline, ha dictado una orden por la que se prohíbe a Spears visitar a los pequeños Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno.

De esta forma, la custodia de los dos niños recae única y exclusivamente en la figura de Federline, por lo menos, hasta el 14 de enero, según dicta la orden. El juez ha declarado que la cantante, que permancerá ingresada al menos tres días en el hospital Cedars-Sinai donde se le hará una evaluación mental, deberá esperar una nueva orden que le devuelve el derecho de visita. A la salida de la vista y pese a las nuevas noticias para el bailarín, Mark Vincent Kaplan , uno de sus abogados destacó que 'aquí no hay ganadores'. Aseguró, además, que Federline 'no se alegra de los hechos que han tenido lugar'.

Alejada de sus hijos por segunda vez
Según informa hoy la publicación amerciana People, Britney no se enfrenta a cargos criminales pero asegura que 'la investigación continúa'. Cabe destacar que ésta no es la primera vez que la intérprete de Gimme More pierde el derecho a visitar a sus hijos. En octubre de 2007, tras incumplir las órdenes judiciales, el juez Gordon retiró los privilegios de visita a la artista. Unos días más tarde, los recuperó de forma temporal. La cantante deberá esperar a que se conozcan los resultados de su evaluación mental para dictar nueva orden.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más