Madonna se muda a Nueva York para estar con su padre enfermo de cáncer

La artista quiere pasar más tiempo con Silvio 'Tony' Ciccone, ingresado en un hospital de Michigan

Madonna ha decidido mudarse a Nueva York desde Londres, donde reside con su marido Guy Ritchie y sus tres hijos, para estar más cerca de su padre enfermo de cáncer. La prensa inglesa se ha hecho eco de esta información poco después de que la rumorología apuntara a que la diva del pop buscaba casa en la ciudad americana, pese a que ya posee un apartamento allí. Silvio "Tony" Ciccone, productor vinícola, está ingresado en una clínica de Michigan, estado natal de la artista, siguiendo un tratamiento contra el cáncer de colon. Su hija, ante su delicado estado de salud, ha decidido pasar más tiempo en Estados Unidos para acortar las distancias con su familia en este difícil momento.

Según el diario The Sun, que cita fuentes cercanas a la artista, lo que esta quiere es que su padre pase más tiempo con ella y sus nietos, algo que le podría ayudar a encontrarse mejor. La misma publicación añade que al marido de la cantante, Guy Ritchie, no le atraía demasiado la idea de dejar Londres, aún de forma temporal, pero que Madonna insistió en la mudanza. El traslado a Estados Unidos facilitaría además a la pareja sus futuros proyectos profesionales: Guy Ritchie tiene varios trabajos en Los Ángeles, entre ellos una película y un programa de televisión, mientras que Madonna prepara ya los temas de su nuevo disco a caballo entre Londres y Los Ángeles.

Su madre también murió de cáncer
La artista ha considerado, según los medios, que necesita más espacio ahora que tiene familia numerosa tras adoptar a David, de dos años, que se unió a los dos hijos naturales de la artista, Lourdes María, de diez años, y Rocco, de seis. Por ese motivo estaría pensando en adquirir una vivienda más grande y el lugar elegido podría ser Manhattan, donde la intérprete de Hung up visitó una casa con siete habitaciones, diez baños, gimnasio, sauna y jardín, todo ello en una superficie de cuatro mil metros cuadrados valorada en cerca de 36 millones de dólares (más de 27 millones de euros).

La familia Ciccone estaría reviviendo una dura situación del pasado, ya que la madre de la cantante, Madonna Louise Fortín, de la que esta heredó el nombre, falleció también de cáncer cuando tenía sólo cinco años. El padre de la artista se hizo cargo de sus seis hijos y luego contrajo matrimonio de nuevo con Joan, la niñera, unión de la que nacieron otros dos niños. Esta boda fue el detonante de un enfriamiento en las relaciones de la cantante y su padre, que con el paso del tiempo se han ido acercando de nuevo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más