Heather Mills se refugia en Eslovenia

La ex modelo celebrará mañana su 39º cumpleaños junto a un nutrido grupo de amigos que la acompaña, mientras su ex marido, Paul McCartney, disfruta de las playas de Jamaica junto a su hija Beatrice

Heather Mills celebrará su 39º cumpleaños lejos del Reino Unido, donde en los últimos años se ha granjeado toda clase de enemistades tras anunciarse su separación de Paul McCartney. La ex modelo se ha marchado a Eslovenia con su inseparable Ben Amigoni, el entrenador personal con el que insiste no mantiene un romance, y un grupo de 40 amigos para disfrutar de la nieve y celebrar mañana su cumpleaños. Al parecer, la ex del músico quería agradecer así a sus amigos su apoyo durante estos duros meses de un proceso de divorcio que aún no ha concluido. Un gesto que los más cercanos al ex Beatle consideran una maniobra de la ex modelo para conseguir el favor de amigos comunes del ex matrimonio.

Una excursión con poco lujo
Sea como fuere, la prensa británica anunció los planes de Mills hace meses, y aunque entonces se dijo que sería una celebración por todo lo alto, parece que la fiesta no pasará de modesta. Aunque los detalles de la misma de momento no han trascendido, la prensa británica ha comentado que la ex modelo y sus amigos viajaron en clase turista en un avión de una compañía de bajo coste, se alojan en un hotel de 45 euros la noche y tienen que recorrer todos los días dos horas para llegar a las pistas. Un panorama que parece bien alejado del lujo y el glamour que muchos dicen Heather Mills podría permitirse, sobre todo, teniendo en cuenta en el multimillonario pellizco que se llevará en su divorcio de Paul McCartney.

No es sin embargo la primera vez que Heather opta por este destino como refugio cuando todo no marcha como ella quisiera. Hace quince años, se repitió la misma historia y Mills se marchó a Eslovenia tras el fracaso de su primer matrimonio con el empresario Alfie Karmal.

McCartney en Jamaica con su hija
Y mientras ella disfruta de la nieve, al otro lado del planeta, Paul McCartney se dora al sol de Jamaica, donde se encuentra junto a su hija Beatrice. El músico disfruta de unos días de vacaciones en un exclusivo resort de cinco estrellas, donde se ha dejado ver junto a su hija bañándose en la playa, jugando con la pequeña y tomando el sol.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más