Soraya: 'A pesar de que dicen que estoy con otro chico sigo totalmente enamorada de Álex, mi novio'

'Nos hemos comprado un piso y su familia viene de Noruega a pasar las Navidades con mi familia'

—Además, ahora colaboras con Global Humanitaria. ¿Cómo surgió ese proyecto?
—Surgió de mí. Cuando estuve dentro de la academia le pedí a Toni Cruz, el director del programa, que si podíamos hacer mención en las galas a este tipo de ayudas o incluso hacer algún telemaratón para recaudar dinero. Siempre he pensado que en esta vida, aunque todo me fuese mal, si pudiera ayudar a los demás, lo haría. Y ahora que tengo de mi parte algo tan grande como son los medios de comunicación, desde luego quería aprovecharlo. Parece que siempre se escucha más a la gente conocida públicamente. Global Humanitaria me propuso no sólo participar con la ONG sino vivirlo en primera persona y traer ese mensaje del pueblo peruano. Me quedé nueve días allí, compartiendo con ellos vida, cultura… todo. Y es muy duro, porque incluso antes de llegar allí, pensé: "Me voy a encontrar lo peor de lo peor", pero la realidad supera siempre a lo que se pueda pensar. Me derrumbé el primer día, y el segundo dije: "Bueno, no voy a salvar el mundo, pero por lo menos voy a intentar que los nueve días que esté sean lo más positivos para ellos".
—¿Qué has aprendido allí?
—Me traigo muchos valores. Ahora tiendo a comparar todo lo que hay allí y no hay, materialmente hablando, porque en cuanto a valores, ellos tienen muchos más. Me quedo con lo de allí, sin duda alguna (ríe).
—¿Tu cambio de look se debe a la impresión de ese viaje?
—Simplemente ya me pedía el cuerpo un poco de cambio. Se me presentó este proyecto nuevo de Ochentas y sentí que era una nueva vida. Y para defenderlo necesito cambiar físicamente, porque me hace sentir una nueva persona y hago diferentes los trabajos.
—Antes eras azafata de vuelo. En tu familia estarían acostumbrados a tus viajes, pero ¿cómo lo llevan ahora?
—Lo llevan igual, porque el cambio no ha sido tan grande. Antes viajaba y ahora viajo también. Todavía les sigue sorprendiendo verme en la tele o en revistas. No tengo que olvidar que vengo de un pueblo, que mi familia ha sido muy humilde toda la vida. Pero, al fin y al cabo, lo de cantar es para lo que he nacido. Cuando no se han tomado clases de canto, y aun así te sacan discos y la gente opina que eres buena, eso es porque tienes que estar ahí. Y la verdad es que yo sigo haciendo feliz a mi gente con mi voz.
—En el plano personal, continúas enamorada de Alex, tu novio de toda la vida…
—Sí, a pesar de que haya salido lo contrario por ahí, que dicen que estoy con otro chico. Salieron unas fotos en una revista, pero ese chico no era más que uno de mis mejores amigos. Sigo totalmente enamorada de Alex. Nos hemos comprado un piso, tenemos muchos proyectos. Estoy completamente enamorada de mi chico. Llevamos tres años juntos, hemos pasado todo lo que es "Operación Triunfo", que mira que es duro, la gira…
—¿Qué vas a hacer este año en Navidad?
—Voy a aprovechar para hacer la promoción del disco. Pero también intentaré que estas fechas sean más hogareñas. De hecho, la familia de mi novio vendrá de Noruega para pasar las Navidades con mi familia. Vendremos todos a mi pueblo. Será lo más normal posible.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más