Durante años Madonna y Britney Spears han sido consideradas como la reina y la princesa del pop respectivamente. Una lucha más mediática que otra cosa y que ellas decidieron zanjar con un polémico beso durante su actuación en la ceremonia de entrega de los premios MTV 2003. Sin embargo en los últimos cuatro años Britney Spears ha aventajado a la veterena Madonna en la lista de las artistas mejores pagadas, una situación que ha cambiado según los últimos récords registrados en el Libro Guinness.

Según los responsables de este organismo, la cantante italo-americana cobró cerca de 40 millones de euros en 2004. Una cifra que refleja el excelente momento que está viviendo la ambición rubia. El traslado de su residencia a Londres, su matrimonio con el cineasta Guy Ritchie y sus hijos parecen haberse convertido en el mejor elixir para sus continuos triunfos.

Algo diametralmente opuesto a lo que sucede con Britney Spears. Sus dos embarazos consecutivos, las críticas que ha recibido de algunos medios por su desaliñado aspecto y sus aireados problemas maritales con Kevin Federline han llevado a la aspirante a reina a caer muchos puestos en el corazón de sus fieles seguidores y a perder varios ceros en sus antaño saneadas cuentas de ahorros.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más