Hasta hace poco, cuando los medios preguntaban insistentes a Bertín Osborne que para cuándo dejaba su boda, él con esa gracia que le caracteriza solía responder: "Para mayo, para mayo de este año me caso". No ha sido así, ha dejado pasar unos días y el esperado enlace se celebrará el diez de junio. Poco más se sabe, porque ellos desean una ceremonia "íntima y sobria", en la que sólo los amigos más allegados y los familiares de ambos les vean dar el paso, "el sí quiero" enamorado, tras cinco años de relación. En todos estos años, Fabiola Martínez ha querido mantenerse siempre en un segundo plano. Discreta. No podrá ocurrir así este diez de junio, en el que, al fin, en Sevilla, caminará rumbo al altar del brazo de Bertín Osborne. Porque Fabiola Martínez (quien fuera en su día Miss Venezuela y, como es evidente, tuvo belleza y retuvo aún más) será la percha perfecta para un modelo (incógnita, tal como marca la tradición) de Rosa Clará, diseñadora para la que ha trabajado en ocasiones, tanto en pasarela como asistiendo a la inauguración de sus nuevas tiendas.

El apoyo de la familia
Fabiola Martínez estuvo con Bertín Osborne los días duros de la terrible enfermedad de Sandra Domecq (quien fuera esposa de Bertín durante once años y con quien, a pesar de la separación, y por el bien de sus tres hijas, siempre mantuvo una excelente relación). Esta bella venezolana le apoyó y reconfortó en aquellos días, y siempre con la discreción por bandera. Como le apoya en la fascinante aventura profesional en la que se embarcó Bertín Osborne hace poco más de un año: "el nacimiento" de un vino, y la puesta en marcha de la consiguiente bodega: el Conde del Donadío de Casasola, un Rioja de Villamediana, en la Rioja Alta, definido por los entendidos como "fresco y afrutado, con cuerpo, pero a la vez elegante y armonioso". Fabiola Martínez dejó a un lado su trabajo sobre las pasarelas (con incursiones de la mano de Rosa Clará, quien ahora la viste de novia, y el rodaje de Envidia, un vídeo musical protagonizado por Bertín y con ella como actriz invitada) y se ha volcado profesionalmente en la bodega. Además de la fecha, la ciudad y el nombre de los contrayentes poco más se sabe del nuevo enlace del cantante. Quizá podríamos aventurarnos y augurar de qué vino podrán disfrutar los invitados sobre su mesa, ya sea en la fiesta previa que darán hoy viernes por la noche, ya sea en el banquete posterior al enlace. ¿Un Conde del Donadío de Casasola? Sería lo suyo. Es el de ambos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más