Junior, tras la muerte de Rocío Dúrcal, entre el dolor y la nostalgia

Detrás del escaparate
-Hasta ese momento, y como parte esencial de vuestras prioridades, estaban efectivamente vuestros hijos, que eran muy pequeños.
Cierto. Y no los quisimos dejar nunca en manos de nadie. Por eso, ante la obligada ausencia de Marieta, ella se encontraba en México, me decdiqué a su educación.

-¿Cómo valoraba Rocío tu dedicación a los hijos?
No era de las que decían "¡qué bien lo has hecho!" Yo sí, yo cuando ella terminaba de actuar, si lo había hecho muy bien le decía "lo has hecho sensacional"; lo mismo que, cuando le veía defectos, no creas que me callaba: se lo decía también... y le servía: ella discutía conmigo pero la copla se le quedaba grabada y lo corregía...

La enfermedad llama a la puerta

- Todo viento en popa, y cada uno en su puesto(ella sobre los escenarios; tú, más dedicado a tus hijos y, a la vez, organizando y supervisando su carrera profesional hasta que un día... llama a la puerta.
En l993 llegó mi pancreatitis estando en México. Según los médicos, allí de cien se salvaba uno... y aquí estoy yo. Pero bueno, preferiría estar de otra forma: Curado, sano, totalmente sano como estoy... pero con mi pareja.

-Dice una sevillana "Algo se muere en el alma cuando un amigo se va" ¿se multiplica eso por diez cuando quien se va es el ser que más quieres?¿Qué se ha muerto en tu alma?
Yo ya no sé si es el alma la que se me ha partido en dos, no sé lo que es: es un dolor que no es físico porque físicamente a mí no me duele nada. Pero es una tristeza inmensa. ¡Ojalá, a cambio de menos tristeza, me doliese algo! Y ojalá nos hubiéramos repartido un poco lo ocurrido porque a mí me da no sé que sentirme tan sano que no me duela nada: ni la cabeza, ni el pie ni el dedo, ni mi páncreas, que está nuevo...

Mira fijamente unos segundos a un retrato de Marieta. Cierra después los ojos y prosigue: "Un día la enfermedad volvió a llamar a la puerta. En esta ocasión... era para Marieta. Fue por el tiempo en que se presentó aquí, en el jardín de esta casa, el disco "Entre tangos y mariachi". Por esa época se le detectó el cáncer. Le tuvieron que hacer a Marieta una histerectomía.Y fue entonces cuando los médicos nos dijeron que uno de los ganglios contagiados había atravesado las paredes que envuelven toda la zona... Marieta quedó momentáneamente bien, volvió a actuar pero luego la cosa se le fue complicando. Cada vez más... Y siempre estábamos con la espada de Damocles sobre nosotros.

-Al parecer tú de médicos no querías saber nada... y la información se la daban a tus hijos ¿no? Cierto. Pero la primera vez no fue así. Incluso elegí con ella el médico que le iba a operar. Pero, tras la recaída, lo dejé todo en manos de mis hijos. Lo único que les pedí fue que quería vivir sabiendo lo mismo que sabía Marieta; quería conocer lo mismo que le habían dicho a ella. No quería saber más. Ni un dato más de lo que ella supiera. Ni que un medico me dijera": tienes mujer para tanto tiempo". Yo me negaba...

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más