Britney Spears y Kevin Federline: fiesta árabe para celebrar la llegada de su bebé

Es mucha la expectación con la que se espera el nacimiento del primer hijo de Britney Spears, que ya se encuentra en sus últimas semanas de gestación. Y es tanta porque la cantante y su marido, el bailarín Kevin Federline, se han encargado de promulgar a los cuatro vientos su felicidad, tanto es así que actualmente se está emitiendo un programa de televisión que recoge los momentos más íntimos de la vida de la pareja y según se dice podrían estar pensando en retransmitir el parto a través de la pequeña pantalla.

Una de las incógnitas que rodean estos días a Britney, el sexo de su bebé, parece por lo menos haber quedado desvelada recientemente. Según publica la prensa británica, la artista dará a luz un varón. La noticia se ha hecho pública después de que la princesa del pop visitara una tienda en un centro comercial de Los Ángeles y admitiera, después de gastarse aproximadamente diez mil euros en ropa de bebé, que es probable que su hijo se llame Preston porque es el nombre que más les gusta a su esposo y a ella.

Un 'babyshower' en honor del bebé
Y mientras Britney ultima todos los preparativos, tiene tiempo también de organizar fiestas, la última un gran "babyshower" para celebrar la llegada del pequeño en una gran carpa en las playas de Malibú, frente a su mansión. Con una indumentaria de estilo marroquí, la anfitriona y su marido recibieron a los invitados entre pétalos de flores y velas. Un camino de pétalos de rosas y sombrillas muy coloridas, permitió a los invitados caminar descalzos hasta el interior de la carpa, donde se dispuso un auténtico banquete a realizado a base de platos árabes.
Los amigos de la pareja les obsequiaron con una gran cantidad de regalos para el bebé, cuyo nacimiento está previsto para el mes de septiembre.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más